Personas inestables


Autor: Psicólogo Antonio Pacheco Silva

Fecha: Julio del 2019

Existen personas cuya personalidad es en cierto sentido camaleónica. Es decir, que se mimetizan con el ambiente. Por ejemplo, se enojan cuando otra persona se enoja. ¿Te ha pasado que sientes que tus emociones dependen de los demás? 

Para estas personas es difícil saber qué quieren. Su característica principal es la inestabilidad, a veces están contentas y a veces enojadas, a veces quieren cercanía y a veces te dicen "no te me acerques". Tantos cambios, son como si fueran "Fire and Ice" Fuego y hielo en la misma persona. 

A veces no piensan antes de actuar y lo que hacen puede ser impulsivo o explosivo. Por eso, son personas difíciles de sobrellevar y tienden a realizar grandes esfuerzos por mantener las relaciones que tienen, llámese amigos, familiares o pareja. 

También, tienden a idealizar a las personas, a verlas como seres maravillosos, o por el contrario,  devaluarlas y ver todo lo negativo en ellas.  Esto también pasa con su propia imagen, pues, no reconocen quiénes son o qué, exactamente quieren en la vida.

En muchas ocasiones, se han sentido tan mal, que han pensado en quitarse la vida, o en hacerse daño de alguna forma: beber alcohol en exceso, consumir drogas, cortarse cutting, hacerse un tatuaje, perforaciones, ser muy delgada, etc.  Se aburren rápidamente y sienten un gran vacío en su interior que, generalmente intentan llenar con vicios o conductas de riesgo.

Se sabe que estas personas han sufrido violencia en casa, desde pequeños, por seres queridos. Lo que les ha generado la idea de que el amor debe doler. 

Si necesitas platicar con alguien y encontrar formas para sentirte mejor, agenda una cita con un psicólogo o psicóloga en Puebla en el Centro de psicología Integramente.

Agenda: 22.27.66.46.94



Niños: ¿Cuándo y cómo dejar el pañal?

El aprender a “ir al baño” aparentemente es una situación que se da naturalmente en el crecimiento de nuestros hijos; pero muchas veces no es así, genera ansiedad y crea tensión. Al documentarnos más al respecto, al saber cuándo y cómo hacerlo, podremos apoyar a este logro, para que se dé de una manera más eficaz y feliz.

¿Mi hijo duerme bien?

El ser humano pasa un tercio de su vida durmiendo. Es necesario dormir bien para restaurar el equilibrio físico y psicológico. El sueño es primordial para el desarrollo y tranquilidad de nuestro hijo. Un buen sueño, favorece la atención, concentración, memoria, aprendizaje y fomenta un mejor comportamiento. Un mal sueño (cantidad y/o calidad) puede hacer que nuestro hijo esté más activo o irritable de lo normal, que tenga problemas de aprendizaje o que baje su rendimiento académico. Es por ello que se publicarán una serie de cápsulas informativas acerca de la higiene del sueño, para lograr desarrollar buenos hábitos de sueño desde las primeras etapas de la vida. Un buen dormir, es tan importante como tener una buena alimentación.