Estas son algunas razones para llevar a tu hijo al psicólogo


Autor: Yolanda Fajardo Ponce

Fecha: Septiembre del 2018

Muchas veces como padres de familia, nunca imaginamos que nuestros hijos pudieran ir al psicólogo; pero el pediatra o en la escuela nos refieren con ellos; o presentan un comportamiento que nos preocupa y no sabemos cómo manejarlo para educarlos adecuadamente sin lastimarlos.

Muchos son los motivos por los que pueden ir los niños al psicólogo, entre los más frecuentes e importantes son:

  1. Mala conducta.

  2. Problemas de calificaciones.

  3. No come o duermen bien.

  4. Tienen muchos temores.

  5. Presenta desinterés por lo que le rodea.

  6. Socialmente no se relaciona adecuadamente.

  7. Presenta poco control de sus emociones.

  8. Va retrasado en su desarrollo (se tarda en hablar, en dejar el pañal, etc).

Cuando vamos al psicólogo, al comienzo es muy importante tener una evaluación diagnostica, donde se recaben datos de los padres y de la escuela (para ello hay entrevistas clínicas dirigidas al problema que presente); y muy importante, de la evaluación del niño.

Una vez realizado el diagnóstico es importante informárselo tanto a los padres como al niño y al profesional que lo refirió.

Es muy bueno que el mismo niño le busque un nombre a su problema. De esta manera hacemos que esté involucrado desde el inicio del tratamiento.

Antes de llevar a cabo el tratamiento se dará psico-educación, donde se dará una breve explicación tanto del problema como del tratamiento.

El juego es una gran estrategia de trabajo con los niños, ya que crea un ambiente de confianza entre el niño y el terapeuta y de esta manera es más fácil la comunicación entre ambos.

Dentro del tratamiento de juego se divide en dos funciones, el primero es el juego estructurado, y se caracteriza por sus reglas, normas e instrucciones desde un principio y es aquí donde se pueden utilizar juegos de mesas estructurados con fines terapéuticos. Mientras que por el otro lado tenemos el juego no estructurado y es aquí donde se proporciona una variedad de juguetes al niño y éste decide el tipo de juego a jugar.

Después de haber seleccionado un juego el siguiente paso de la terapia es la intervención con el niño y se puede llevar a cabo a través de diferentes estrategias que lo ayudarán a desarrollar y afrontar su situación problemática.

Uno de los puntos importantes a tomar en cuenta en la terapia es la participación de la familia ya que ellos pueden moldear cierto tipos de conductas en su ambiente y en muchos casos agudizar el problema.

Como punto final de la terapia, se toma en cuenta la prevención de recaídas, repasando las diferentes estrategias que dieron resultado en la resolución del problema.

Si deseas conocer más sobre si tu hijo necesita ir o no al psicólogo, contacta a nuestros psicólogos en Puebla, en el Centro de Psicología Integramente.

Agenda una sesión


¡Sigue leyendo!

¿Puedo llegar a ser el padre que deseo?

El divorcio y los hijos

Ayuda a tu hijo a vencer la timidez 



Aprender a aprender

El aprender a aprender implica la capacidad de reflexionar la forma en que se aprende y actuar en consecuencia

Abuso sexual infantil

México ocupa el primer lugar mundial en abuso sexual infantil (OCDE Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos). Conocer cómo afecta el abuso, cuáles son las consecuencias a corto, mediano y largo plazo y los mitos que hay sobre este tema, ayudará a salir delante de la mejor manera a los niños abusados y a prevenir que otros niños sean o continúen en el abuso.