¿Puedo llegar a ser el padre que deseo?


“El ambiente en el hogar juega un papel de vital importancia para la educación de los niños”

Autor: Yolanda Fajardo Ponce

Fecha: Octubre del 2016

Para responder a esta pregunta, debemos tener un objetivo en la gran tarea que nos toca al educar a nuestros hijos y contestar las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué papá/mamá quiero ser?
  2. ¿Con qué medios cuento y/o puedo contar?
  3. ¿Necesito leer acerca de patrones de crianza?

Hay que educarse a sí mismos

El ambiente en el hogar juega un papel de vital importancia para la educación de los niños. Es por ello que los padres, los que constituyen el primer medio donde se desenvuelven sus hijos, afectan con sus actitudes, el desarrollo de ellos. Así pues, educar a un hijo es educarse a sí mismo.

No basta el sentido común

Es necesario reflexionar acerca de qué actitudes negativas pueden estar influyendo en los hijos y hacer algo por cambiar. La tarea es difícil, la responsabilidad enorme.

No valen todos los esquemas tradicionales

Hay que reflexionar acerca de los mitos que hay en la educación de nuestros hijos, en analizar si no le estamos cargando nuestros ideales, necesidades, frustraciones, ideales. Para que él sea libre de buscarse a sí mismo, sin cargar con cosas nuestras.

Es necesario formarse.

Los padres necesitan conocer la psicología del niño y el joven para influir positivamente en la conducta de sus hijos. Saber en general cuáles son las necesidades, potencialidades, a diferentes edades del ser humano; saber qué patrones de crianza, qué estilos de autoridad son adecuados; como ser congruentes con lo que hacemos y enseñamos.

Es necesario que nos planteemos qué es lo que queremos de nuestro hijo.

Planear y visualizar a futuro cómo queremos que sea nuestro hijo, como una persona integral, con el desarrollo de todas sus capacidades para que sea feliz. ¿Queremos verlo satisfecho?, ¿con una vocación en lo que hace?, ¿con una pareja estable?, ¿con una familia integrada?, ¿con fuerza para salir delante de las crisis que va a enfrentar?, ¿con habilidades emocionales y sociales adecuadas?. Para lograrlo, es necesario una educación sólida, con valores.

Es necesario conocer la sociedad en la que vivimos.

Ejemplo de costumbres, tradiciones, hábitos y valores. Para saber si se siguen por inercia o por convicción y delimitar qué patrones queremos seguir y qué patrones no; que vayan con la integridad y congruencia de nuestra personalidad.

Es necesario dosificar libertad y autoridad.

Al educar a los hijos ejercemos diferentes tipos de autoridad, que dependen de cómo fuimos educados, qué pensamos que es lo mejor y cómo es nuestra personalidad. Tenemos tres situaciones:

  1. El niño domina el ambiente.
  2. Los padres ejercen una autoridad absoluta y violenta sobre el niño.
  3. El equilibrio. El niño necesita que su libertad tenga límites. Esto quiere decir que necesita la libertad y espera nuestra autoridad como una defensa para su seguridad.

Para llegar a ser el papá que deseo ser, es necesario entonces formarnos y nosotros te invitamos, a través de esta página, con nuestros especialistas que podrán apoyarte en esta gran tarea que es educar a tus hijos.


Agenda: 22.27.66.46.94



Las Emociones

¡Conoce cuáles emociones existen y cuál es su función!

Síndrome del Nido Vacío

Una situación común, que tarde o temprano pasa en muchos padres, es la partida de los hijos. Puede ser por varias razones, ya sea porque ingresan a la universidad, se casan o se van a trabajar a un lugar lejos de casa.

Lo que debes saber si tu hijo miente, roba o hace trampa

Cuando nuestro hijo escolar miente, roba o hacer trampa tiene una explicación. Entenderla nos ayudará a reaccionar con una actitud adecuada ante estas conductas que son comunes aunque inapropiadas y a no permitir que la situación se complique y a que podamos actuar de manera efectiva. Este es el segundo, de dos artículos, que nos darán explicaciones de estas conductas a diferentes edades, el primero en edad preescolar y el segundo en edad escolar. Tendremos consejos acerca de cómo actuar ¡no te los pierdas!