Siendo tú, sin expectativas


Autor: Psicóloga María José Godoy Tormo

Fecha: Enero del 2019

Las expectativas nos alejan del mundo lleno de posibilidades. En muchas ocasiones el enojo, la tristeza o decepción surgen en el momento en que otros no respondieron o actuaron de la manera que nosotros imaginábamos o deseábamos. Este deseo o imagen previa a la situación es una expectativa, la cual es una idea previamente concebida en función a como “deberían” o “nos gustarían” que fuesen las cosas. Cuando nos imaginamos un resultado específico ante una situación, promovemos o manipulamos las situaciones para que así sucedan y nos alejamos del universo lleno de posibilidad, el cual también contiene ideas que nunca imaginamos y que probablemente hubiesen sido un mejor resultado.

En general, las expectativas son como un color que le damos a las cosas, previo a que estas sucedan. Si nosotros le damos un color específico, nos privamos de ver la gama de posibles colores con los que pudo haber sido coloreada la situación. Por lo tanto, es como si quisieras controlar la manera en que se desenvuelven las situaciones o como si desconfiaras de tus propios frutos, de tu futuro.

Por lo tanto, la mejor manera de lograr lo que deseamos es a través de la confianza y enfocarnos en el presente. Es decir, ante el presente podemos actuar y hacer lo que nuestro corazón nos guíe, pero no podemos delimitar los resultados ni elegir cuál deseamos que sea la consecuencia de nuestras acciones. Por consiguiente, al dejarnos guiar por nuestro corazón y actuar con propósito, ya hemos hecho todo lo que estaba en nuestras manos y podíamos hacer, independientemente de cuál sea el resultado final.

Si te interesa mejorar en esta área, agenda una cita con un psicólogo o psicóloga en Puebla dentro de nuestro equipo de trabajo!

Agenda: 22.27.66.46.94


¡Sigue leyendo!

Beneficios de vivir sin expectativas

Invierte en ti mismo

Autocompasión



¿Lo que como afecta cómo me siento?

La alimentación no sólo evita un padecimiento físico, sino que también ayuda a equilibrar las sustancias del cerebro, y  mejorar el estado de ánimo.