Yo soy yo y tú eres tú


“No vine a este mundo a cumplir las expectativas de nadie” (Melody Beattie).

Autor: Jimena Mijares Fajardo

Fecha: Diciembre del 2016

Es muy común, en especial durante la adolescencia, volvernos lo que los demás esperan de nosotros. Es muy importante aprender a separarnos, es decir, poder tener nuestro propio espacio para hacer las cosas que nos gustan, tener opinión propia, y muy importante, diferenciar qué emociones son del otro y cuáles son mías, teniendo inteligencia emocional.

El psicólogo Fritz Perls Gestalt escribió la siguiente oración para relacionarnos mejor con los demás:

“Yo soy yo y tú eres tú Yo no estoy en este mundo para cumplir tus expectativas y, Tú no estás en este mundo para cumplir las mías. Tú eres tú y yo soy yo. Si en algún momento o en algún punto nos encontramos, y coincidimos, es hermoso. Sino, pocas cosas tenemos que hacer juntos. Tú eres tú y yo soy yo”

Si deseas conocer más sobre ser tú mismo, contacta a nuestros psicólogos en Puebla en el centro de psicología Integramente.

Tel. 222.766.4694

Bibliografía: Sarrió, C. (2016) La oración gestalt: “Yo soy yo y tu eres tú…” Sí, pero no. [Obtenido de] http://www.gestalt-terapia.es/la-oracion-gestalt-yo-soy-yo-y-tu-eres-tu-si-pero-no/



Diferencia entre personalidad y trastorno de la personalidad

De debe entender la personalidad como un constructo, y para ello se han propuesto numerosas definiciones, no obstante existe cierto consenso en que la personalidad es patrón de pensamientos, sentimientos y conductas característicos que distingue a las personas entre sí y que persiste a lo largo del tiempo y través de las situaciones.

¿Mi hijo tiene depresión?

En los niños y adolescentes, la depresión tiene gran impacto sobre el crecimiento y el desarrollo personal, el rendimiento escolar y las relaciones familiares y sociales. Es importante como padres, que conozcamos sus manifestaciones en las diferentes etapas del desarrollo, para saber cuándo y a quién acudir para tratarla.

Duelo por suicidio

El duelo supone un proceso natural en la persona que consta de diferentes fases o tareas que ayudan a la elaboración y asimilación de dicho proceso. Pérez et al. (2000) lo representa gráficamente como las olas de una gran marea que alternan embates violentos, con periodos de descanso aparente y nuevas embestidas, cada vez, de menor intensidad.