Tres pasos para tener una temporada navideña sin estrés


Autor: Jimena Mijares Fajardo

Fecha: Diciembre del 2017

¿Sabías que la lista de tareas y obligaciones relacionadas con las festividades es una fuente de estés? Para poder disfrutar de las vacaciones, Christine Carter, de la Universidad de Berkely, California, ha diseñado un plan con tres pasos:

  1. Paso uno: la relación con los demás es la prioridad

    Es la temporada para volver a reunirse con nuestros amigos y familia extensa a través de fiestas anuales. Nuestros rituales de vacaciones ayudan a que nuestra familia sea unida. Se trata de estar conectados y ser parte de un todo más grande, y esto es el único y más fuerte predictor de felicidad que tenemos.

    Tristemente las fiestas se han vuelto comerciales, con un enfoque masivo en los regalos materiales. Pero podemos optar por centrarnos en las relaciones en lugar de listas de regalos esta temporada navideña. Las personas que se enfocan en la familia o la religión durante estas fechas tienen una mayor felicidad que aquellos que no lo hacen.

  2. Paso dos: programa las tareas con tiempo.

    Primero, siéntate con un calendario a la mano y haz una lista de todas las cosas que necesitas y quieres hacer en las próximas semanas. En segundo lugar, bloquea el tiempo en el calendario familiar para hacer esas cosas. (La investigación sugiere que decirle a tu cerebro cuándo harás algo reduce el estrés.) En tercer lugar, programa tiempos de descanso en tu calendario.

    Una vez que haces eso, date cuenta de que vas a tener tiempo suficiente para hacer todo lo que está en tu lista. Divide las tareas grandes en pasos pequeños, no lo hagas todo en el mismo momento. También sirve separar las actividades importantes de las que no lo son. Recuerda, lo importante es que el objetivo de esa tarea sea estrechar lazos con los demás.

  3. Paso tres: en lugar de esperar a que todo salga bien, aprecia lo que hay.

    Es fácil dar por sentado lo afortunados que somos; en lugar de sentirnos agradecidos, nos decepcionamos cuando no obtenemos lo que queremos.

    Podemos resolverlo de tres maneras. En primer lugar, podemos mostrar gratitud ante lo que tenemos. En segundo lugar, podemos ayudar a personas necesitadas en esta época. Finalmente, podemos hacer un esfuerzo para notar cuándo nuestras expectativas nos llevan a desear algo diferente de lo que tenemos. Uno de los mejores consejos de felicidad es encontrar algo para amar en este momento.

A medida que se acerca la Navidad, probablemente nos sentiremos estresados y agotados, pero no debemos sentirnos víctimas. Nuestro agotamiento y estrés es el resultado de las decisiones que hacemos (o no hacemos) con anticipación. Así que, comienza tomar decisiones que te lleven a una temporada navideña de poco estrés y mucha alegría.

Agenda una sesión

Bibliografía: Carter, C. (2014) Three Steps to a Low-Stress, High-Joy Holiday Season. https://greatergood.berkeley.edu/article/item/three_steps_to_a_low_stress_high_joy_holiday_season