Trastorno de apego reactivo


Autor: Jimena Mijares Fajardo

Fecha: Julio del 2017

El Trastorno de Apego Reactivo puede presentarse cuando un niño ha vivido cuidado insuficiente, maltrato u otros sucesos traumáticos y se manifiesta de la siguiente forma:

  1. Comportamiento inhibido, emocionalmente retraído hacia los cuidadores adultos.
  2. El niño raramente o muy pocas veces busca consuelo o se deja consolar cuando siente malestar.
  3. El niño reacciona muy poco hacia las demás personas.
  4. No manifiesta casi ninguna emoción.
  5. Casi no manifiesta alegría.
  6. Irritabilidad, tristeza o miedo inexplicado cuando interactúa con los adultos.

Puede deberse a:

  1. Violencia en la familia
  2. Negligencia: no ha tenido cubiertas las necesidades emocionales básicas. Es decir, no lo han tratado con cariño ni afecto.
  3. Cambios repetidos de los cuidadores primarios que reducen la oportunidad de elaborar un apego estable (p. ej., cambios frecuentes de la custodia).
  4. Educación en contextos no habituales (p. ej., orfanatos).

Agenda: 22.27.66.46.94


Bibliografía: DSM-5. Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales



La creatividad en los niños

La psicóloga Teresa Amabile dice que el núcleo de la creatividad en el niño, está en el deseo e impulso de explorar, de probar, de descubrir, de experimentar con formas diferentes, de manejar y mirar las cosas. A medida que crecen, los niños empiezan a crear universos enteros de realidad en su juego.

¿Mi hijo tiene depresión?

En los niños y adolescentes, la depresión tiene gran impacto sobre el crecimiento y el desarrollo personal, el rendimiento escolar y las relaciones familiares y sociales. Es importante como padres, que conozcamos sus manifestaciones en las diferentes etapas del desarrollo, para saber cuándo y a quién acudir para tratarla.

Depresión

La depresión es un trastorno frecuente, tiene varias causas y se manifiesta diferente en cada persona. Si se atiende oportunamente es posible la recuperación.