Trastorno de apego reactivo


Autor: Jimena Mijares Fajardo

Fecha: Julio del 2017

El Trastorno de Apego Reactivo puede presentarse cuando un niño ha vivido cuidado insuficiente, maltrato u otros sucesos traumáticos y se manifiesta de la siguiente forma:

  1. Comportamiento inhibido, emocionalmente retraído hacia los cuidadores adultos.
  2. El niño raramente o muy pocas veces busca consuelo o se deja consolar cuando siente malestar.
  3. El niño reacciona muy poco hacia las demás personas.
  4. No manifiesta casi ninguna emoción.
  5. Casi no manifiesta alegría.
  6. Irritabilidad, tristeza o miedo inexplicado cuando interactúa con los adultos.

Puede deberse a:

  1. Violencia en la familia
  2. Negligencia: no ha tenido cubiertas las necesidades emocionales básicas. Es decir, no lo han tratado con cariño ni afecto.
  3. Cambios repetidos de los cuidadores primarios que reducen la oportunidad de elaborar un apego estable (p. ej., cambios frecuentes de la custodia).
  4. Educación en contextos no habituales (p. ej., orfanatos).

Agenda: 22.27.66.46.94


Bibliografía: DSM-5. Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales



¿Por qué son las habilidades mindfulness importantes?

Para comenzar a trabajar las habilidades Mindfulness, es importante conocer nuestros pensamientos Conscientes y los No Conscientes (Unmindful). Para conocer cuál es la diferencia entre ellos, te recomendamos revisar nuestras entradas anteriores en las cuales explicamos cómo detectarlos.

El divorcio y los hijos

El divorcio es una situación que se da como resultante de los problemas derivados de un matrimonio insatisfactorio, el cual puede solucionar algunos problemas pero causar otros, principalmente en los hijos, si no se maneja de manera adecuada. Descubre cómo acompañar a tus hijos en éste.