Terapia de Juego


“El Jugar alivia el estrés, el aburrimiento, nos conecta con los demás en forma positiva, estimula el pensamiento productivo y la búsqueda, regula nuestras emociones y alimenta nuestro ego”(Ladreth, 2002)

Autor: María José Zapata Moreno Valle

Fecha: Enero del 2017

A través del juego, los niños pueden adquirir diversas habilidades y herramientas que les permiten desarrollarse y adaptarse de forma eficaz a su entorno y normas sociales; sin embargo, este no es el único beneficio que trae el juego, ya que a través de este medio se puede entender el mundo del menor, dado que esta es una de las formas más comunes en las que el niño expresa sus sentimientos, pensamientos y aquellas situaciones que le generan incomodidad.

Los terapeutas usalmente emplean esta estrategia con los pequeños en la cual se crea un ambiente agradable en donde el niño se sienta cómodo de expresarse de forma libre sin ser rechazado o juzgado. Esto no sólo permite que se evalúe y trate con el menor, sino que también favorece a que éste aprenda a conocerse, aceptarse y respetarse tal cual es.

¿Para qué sirve la terapia de juego?

Se aplica como intervención Terapeútica en los siguientes casos:

  1. Dificultades emocionales.
  2. Bullying.
  3. Problemas conductuales.
  4. Testigos de situaciones violentas.
  5. Duelo.
  6. Enfermedades crónicas del niño o de un pariente cercano.
  7. Rupturas o dificultades familiares.
  8. Traumas.
  9. Niños que están pasando por experiencias estresantes.

Beneficios de la terapia de juego


  1. Promueve la sensibilidad y empatía.
  2. Desarrolla comportamientos adaptativos.
  3. Permite una amplia expresión del niño y sus problemáticas “Todo lo que no pueden hablar, lo juegan”.
  4. Favorece el autoconocimiento.
  5. Ayuda a la estabilización emocional y resolución de conflictos.
  6. Identificación emocional.
  7. Propicia un mejoramiento en la conducta.
  8. Simplifica la comprensión de las vivencias del pequeño.
  9. El niño se siente en libertad de ser genuino.
  10. Fomenta el autoestima.
  11. Permite que el niño se comunique desde su propio nivel y ritmo.
  12. Favorece al aprendizaje de roles.

Asimismo, es importante recalcar que el principal objetivo de esta terapia es que el menor pueda lograr un amplio autoconocimiento, comprenda su historia personal y sepa asumir y canalizar sus emociones sabiéndolas manifestar de manera apropiada para que de esta forma se obtenga un óptimo desarrollo del niño.

Para más información, acude a Serenamente con nuestros Psicólogos infantiles en Puebla, en donde podremos apoyar a los niños en su desarrollo cognitivo, físico y afectivo.


Agenda una sesión


Bibliografía: Landreth, G.L .(1991) Play Therapy. New York.



Ansiedad en los niños

La ansiedad es una respuesta de nuestro organismo que nos avisa del peligro, pero se convierte en un problema cuando la sensación de alerta no corresponde a la situación o daño real.

¿Cómo puedo estimular el pensamiento crítico de mi hijo?

El pensamiento crítico es una destreza que se puede fomentar. Los padres podemos en casa, seguir algunos consejos para poder lograrlo, creando un ambiente que los estimule, en el que se dé importancia a la observación, imaginación, creatividad, clasificación, comparación, pasar tiempo de afecto y comunicación con nuestros hijos.