¿Te enojas fácilmente?


Autor: Thalía Heras Jiménez

Fecha: Enero del 2019

El enojo es un estado emocional que consiste en sentimientos que varían en intensidad, desde la leve molestia hasta la furia (Spielberger & Reheiser, 2009). La experiencia de sentir enojo incluye tres componentes: físico, cognitivo y conductual (Deffenbacher & McKay, 2000).

Componente físico
 Se activa el sistema nervioso autónomo, si el enojo es muy intenso. Ejemplo, aumenta la frecuencia cardiaca, la respiración, y se descarga adrenalina para aumentar la energía física. Es por ello que en ocasiones puedes sentir el cuerpo tan cansado por la pérdida de energía que se tiene cuando te enojas con frecuencia.

Algunas personas sudan o tensan sus hombros y brazos para defenderse o atacar. La parte emocional del enojo va de la mano con la activación fisiológica como por ejemplo: Entre más fuerte es la activación, en mayor grado se siente el enojo. En lo emocional, el enojo se distingue por la intensidad o magnitud en que una persona siente el enojo. En su nivel más bajo, el enojo se siente como una leve molestia, incomodidad o disgusto.

Componente cognitivo
Puedes comenzar a identificar el enojo cuando pronuncias la siguiente frase: “ya me hiciste enojar”. Se vive con afirmaciones como “estoy furioso”. Muchas personas pueden comenzar a expresar su enojo por medio de las groserías, agresiones o en ocasiones hasta contestar de una forma incorrecta a las personas del ambiente en donde se desarrollan.

Las personas enojadas perciben a los eventos como provocaciones o injusticias. En consecuencia, piensan con frases como “lo hizo a propósito para fastidiarme”, “no se vale”, “esto no debería suceder”, “es un estúpido” o “los demás deberían respetar”. Estas cogniciones acompañan frecuentemente al enojo.

Componente conductual
Las respuestas conductuales durante el enojo varían desde la ausencia de comportamiento, hasta explotar agresivamente.

Es por ello que si en ocasiones mencionas las frases antes mencionas puede que te enojes con frecuencia y necesites regular tus emociones ya que puede que el enojarte puede provocarte perdida de energía. Si eres capaz de relajarte y pensar antes de actuar. Créelo.

Si sientes que necesitas aprender a manejar tu enojo, o conoces a alguien que le serviría cambiar la manera en la que expresa su enojo: agenda una cita con una psicóloga o psicólogo en Puebla, dentro de nuestro equipo de trabajo!

Agenda una sesión


Bibliografía:

Spielberger, C. D., & Reheiser, E. C. (2009). Assessment of Emotions: Anxiety, Anger, Depression, and Curiosity. Applied psychology: Health and Well-Being, 1, 271-30