Sé que tiene depresión, pero no se qué hacer


Autor: Jimena Mijares Fajardo

Fecha: Febrero del 2019

Es muy común encontrarse con dichos como: "se ve que está deprimido" o "creo que tiene depresión", pero ¿Qué puedo hacer si en verdad la persona se encuentra en esta situación? Algo muy importante de la depresión, es que no distingue: raza, edad ni sexo, le puede dar a cualquier persona.

En su grado más leve, las personas pueden verse "cansadas" o "tristes" a nuestros ojos, pero mientras pasa el tiempo y la persona no recibe la ayuda que necesita, el grado y la intensidad pueden aumentar, hasta terminar en consecuencias terribles.

La primera vez que nos encontramos con estos casos, o peor aún: cuando le ocurre a alguien que nos importa, puede ser difícil comprender lo que pasa. En muchas ocasiones, ni siquiera sabemos cómo actuar o qué decir para aliviar la tristeza de esa persona. Al principio, las actitudes o cambios son imperceptibles, pero con el tiempo seguramente los podrás notar:

- No tiene el mismo interés en actividades que antes solía disfrutar.
- Parece que todo le da igual.
- Se siente triste casi todos los días. 
- Está irritable. 
- Se le nota cansado, con fatiga o poca energía. 
- Dice que "hubiera" hecho las cosas diferente y se siente culpable o con remordimientos. 
- No se siente capaz de lograr algo. 
- Está desconcentrado u olvidadizo.
- Cambios en su apetito u horas de sueño.
- Puede llegar a decir cosas como: “si yo no estuviera, nadie lo notaría”. 
- A veces, se siente sin esperanzas de mejorar, que puede pensar en quitarse la vida.
- En casos graves hay intentos de quitarse la vida. 

¿Por qué pasa eso?

La depresión tiene muchas causas, puede desencadenarse por haber vivido algún cambio importante. Pero a veces, las personas se deprimen sin causa aparente, lo cual puede deberse a un desequilibrio en las sustancias del cerebro. 

¿Cómo se quita?

Es necesaria atención psicológica, en la que la persona trabaja con sus pensamientos y a veces se necesita tomar medicamento por un tiempo. 

¿Qué puedo hacer yo?

Hay algunas estrategias que funcionan para que la persona se sienta mejor, aunque no olvides que siempre es responsabilidad de él o ella, salir de esta situación. 

- Acompañarlo. 
- Preguntarle cómo se siente.
- Preguntarle qué necesita. 
- Evita comentarios como: "Échale ganas", esto sólo presionará a la persona, sin solucionar nada. 
- Informar a padres o tutores. 
- No dejarlo solo con objetos con los que pueda lastimarse (cuerdas, cuchillos, armas o sustancias tóxicas). 
- Si es difícil para ti convivir con esta persona, piensa en la posibilidad de acudir a terapia familiar. 

Acude con un psicólogo o psicóloga para darle solución a este problema. 




Habilidades sociales

Las habilidades sociales sirven para resolver problemas. Son útiles para la comunicación, el manejo de sentimientos, manejo de la agresividad, afrontamiento del estrés y toma de decisiones.

Cuando los hijos salen de casa

Una situación común, que tarde o temprano pasa en muchos padres, es la partida de los hijos. Puede ser por varias razones, ya sea porque ingresan a la universidad, se casan o se van a trabajar a un lugar lejos de casa.