Rabietas y berrinches


Autor: Yolanda Fajardo Ponce

Fecha: Mayo del 2017

Las rabietas y berrinches regularmente comienzan entre el año y medio y los dos años y desaparecen casi siempre al terminar la edad preescolar, cuando el niño ha desarrollado su lenguaje expresivo y comprensivo.

Los niños que presentan eventos recurrentes de irritabilidad y accesos de cólera desmedidos de tres a más veces por semana durante un año o más, suelen ser diagnosticados como Trastorno de Desregulación Disruptiva del Estado de Ánimo (DSM-5).

  • Las rabietas y berrinches son parte del desarrollo en los niños para manifestar su desacuerdo.
  • Son un comportamiento que denota falta de regulación emocional y maduración cerebral (Greenberg y Snell,1997).
  • Por medio de ellos el niño manifiesta su enojo y frustración de una manera sana (Solter, 1992).
  • Son oportunidades de observar y practicar las habilidades de afrontamiento (Ashiabi, 2000).
  • Se dan porque al niño le es difícil predecir y comprender el mundo que lo rodea.
  • Se dan porque el niño menor a los 5, 6 años, se encuentra desarrollado la manera de expresarse.
  • Se dan porque el niño está aprendiendo el lenguaje y a relacionarse con los demás.
  • Es imposible escaparse de los berrinches.
  • Cuando el niño está en el berrinche no trate de calmarlo.
  • Hable con él, distráigalo, antes de que llegue al punto de “no retorno".
  • Evite que su hijo se sienta aislado, castigado o indefenso.
  • Conserve la calma.

Si deseas conocer más sobre las rabietas y berrinches y sobre estrategias para afrontarlos, contacta a nuestros psicólogos en Puebla, en el Centro de Psicología Integramente.

Si deseas conocer más sobre el Trastorno de Desregulación Disruptiva del Estado de Ánimo (DSM-5), contacta a nuestros psicólogos en Puebla, en el Centro de Psicología Integramente.

Agenda: 22.27.66.46.94


Bibliografía: Ashiabi, Godwin S. (2000). Promoting the emotional development of preschoolers. Early Childhood Education Journal, 28(2), 79-84. Greenberg, Mark T., & Snell, Jennie L. (1997). Brain development and emotional development: The role of teaching in organizing the frontal lobe. In Peter Salovey & David J. Sluyter (Eds.), Emotional development and emotional intelligence: Educational implications (pp. 93-126). New York: Basic Books. Jiménez, L. (2016), Berrinches y Rabietas para Mamás Imperfectas. Kindle Edition. Solter, Aletha. (1992). Understanding tears and tantrums. Young Children, 47(4), 64-68.



¿Cómo puedo estimular el pensamiento crítico de mi hijo?

El pensamiento crítico es una destreza que se puede fomentar. Los padres podemos en casa, seguir algunos consejos para poder lograrlo, creando un ambiente que los estimule, en el que se dé importancia a la observación, imaginación, creatividad, clasificación, comparación, pasar tiempo de afecto y comunicación con nuestros hijos.

Posiciones Existenciales: Yo+/Tu+. Yo estoy bien-Tú estás bien.

Las actitudes, pensamientos y sentimientos que prevalecen en nosotros, los demás y el mundo que nos rodea, forman parte de una posición con la que tendemos a ver el mundo. A esta posición Eric Berne la llama “Posición Existencial”. Hoy veremos la posición: Yo estoy bien-Tú estás bien.

Asertividad

Ser asertivo significa confiar en uno mismo y en nuestras capacidades para resolver problemas y relacionarnos con los demás de forma saludable.