¿Por qué es importante desarrollar un pensamiento crítico?


“El pensamiento crítico resuelve los problemas. Criticar sin pensar los crea.”

Autor: Estefanía Popocatl Vieyra

Fecha: Febrero del 2017

El Dr. Richard Paul dice que “gran parte de nuestro pensar, por sí solo, es distorsionado, arbitrario, prejuiciado, desinformado o parcializado. Sin embargo, la calidad de nuestra vida y de aquello que producimos, construimos o hacemos depende, justamente, de la calidad de nuestro pensamiento.” Es por esto la importancia de tener un pensamiento crítico, ya que nos ayuda a tomar mejores decisiones en nuestra vida cotidiana.

Un pensador crítico tiene la capacidad de:

  1. Evaluar el conocimiento adquirido.
  2. Cuestionar la información, las conclusiones y los puntos de vista.
  3. Identificar y rechazar ideas válidas o fallidas.
  4. Percibir la pregunta que debe ser reformulada para tener una mejor respuesta.
  5. Profundizar con lógica e imparcialidad.

Como nos podemos dar cuenta no suena tan fácil ser un pensador crítico, sin embargo, tenemos muchas ventajas en serlo, por lo que podemos trabajar en desarrollar dicho pensamiento día a día y poco a poco. Para eso tenemos que empezar desde las habilidades básicas del pensamiento, las cuales son:

  1. Observar.
  2. Comparar.
  3. Relacionar.
  4. Clasificar.
  5. Describir.

Ahora, al contrario, estas habilidades pueden parecer muy fáciles y lógicas, pero el objetivo es que nos vayamos haciendo conscientes de cuando realizamos dichas habilidades. Un ejemplo es cuando observamos sin fijarnos en los detalles, es decir, cuantas veces no pasamos desapercibidos de cosas que, si hubiéramos prestado atención al observarlas, la situación hubiera cambiado.

Si quieres saber más sobre este tema o relacionados a este, busca psicólogos en Puebla en el Centro de Psicología Integramente.


Agenda: 22.27.66.46.94


Bibliografía: Paul Richard (2003), La mini guía para el pensamiento crítico.



¿Mi hijo duerme bien?

El ser humano pasa un tercio de su vida durmiendo. Es necesario dormir bien para restaurar el equilibrio físico y psicológico. El sueño es primordial para el desarrollo y tranquilidad de nuestro hijo. Un buen sueño, favorece la atención, concentración, memoria, aprendizaje y fomenta un mejor comportamiento. Un mal sueño (cantidad y/o calidad) puede hacer que nuestro hijo esté más activo o irritable de lo normal, que tenga problemas de aprendizaje o que baje su rendimiento académico. Es por ello que se publicarán una serie de cápsulas informativas acerca de la higiene del sueño, para lograr desarrollar buenos hábitos de sueño desde las primeras etapas de la vida. Un buen dormir, es tan importante como tener una buena alimentación.

Dependencia al alcohol

El etanol es una droga de consumo legal y la intoxicación con esta es la más frecuente en unidades de urgencias.