Padres cansados


39% de las madres y el 25% de los padres dijeron que su salud mental había empeorado en comparación con antes de la pandemia.

Autor: Mariel Mitre

Fecha: Septiembre del 2021

Estamos reteniendo, en algún lugar de adentro, el estrés y el dolor de este último año más. Si bien es tentador seguir adelante y tratar de olvidarnos de lo que hemos pasado, debemos procesarlo para que podamos avanzar de una manera saludable, para nosotros y para nuestros hijos.

¿Qué es el agotamiento de los padres?
El reciente aumento en los problemas de salud mental de niños y jóvenes trae consigo una ola de estrés en los padres.
La colisión de roles que tuvimos que asumir durante esta pandemia (padre, pareja, maestro, empleado, cuidador, etc.), fue una carga imposible. Cuando las exigencias y el estrés superan nuestros recursos, el bienestar sufre.

Los padres informaron cambios no deseados en el peso, patrones de sueño interrumpidos y un mayor consumo de alcohol, todos signos de que los padres han estado luchando por sobrellevar la situación.

La primera investigación publicada en 2019 caracteriza este síndrome con "sentirse abrumado, tener agotamiento físico y emocional, el distanciamiento emocional de los hijos y una sensación de ser un padre ineficaz".
No tenemos fuentes infinitas de energía, no importa cuánto amemos a nuestros hijos. Ya sea que un padre se sienta ligeramente tostado o completamente frito, el agotamiento es una condición real y grave.

El agotamiento de los padres "requiere urgentemente más atención", y la pandemia solo ha magnificado esta necesidad.

Algunas sugerencias para desarrollar la resiliencia:

- Empiece donde está.
Como padres, a menudo ponemos nuestras necesidades al final de una lista interminable de tareas pendientes. Pero el agotamiento aumenta cuando dejamos de controlarnos a nosotros mismos. Tómese unos momentos durante el día para hacer una pausa y abrirse suavemente a lo que está experimentando.

- Practique el escaneo corporal.
Encontrar momentos de quietud puede ayudarlo a sentirse más centrado y también a crear el espacio para tener conexiones más significativas con sus hijos.

- Replantee lo que significa el cuidado personal.
Los padres tienden a decir que el cuidado personal parece egoísta, indulgente o imposible, pero el cuidado personal es esencial y no tiene por qué ser un gran problema para ser eficaz. Los pequeños ajustes conducen a un gran cambio. Comencé con tres pequeñas cosas que haría por si mismo todos los días.

- Cada acto de cuidado personal contribuye a su bienestar y, por extensión, al de su hijo.
"Haga lo que pueda para cuidar su bienestar, eso se traduce a sus hijos de una manera poderosa"

- Nuestros niños dependen de nuestro sistema nervioso para regular el suyo. 
Su bienestar está conectado al de sus hijos, como WIFI.

- Abandonar el "culto al padre perfecto"
Una de las mejores formas de prevenir el estrés en la crianza es “abandonar el culto al padre perfecto y obtener una perspectiva de todos los consejos para padres que existen para elegir lo que funciona para ti." El mito del padre perfecto es solo eso. Un mito.
Un antídoto poderoso para esta presión es la autocompasión, que involucra tres elementos: relacionarnos con nosotros mismos con bondad y compasión, apreciar nuestra humanidad común y permanecer presentes y abiertos a nuestro dolor y lucha.

- Revivir relaciones.
La paternidad moderna no suele venir acompañada de una comunidad de cuidado envuelto en nuestro alrededor.
Aquí hay algunas formas de cultivar las relaciones:
Hable un poco sobre sus luchas con alguien en quien sienta que puede confiar. No estamos tan solos como a menudo creemos, y no hay nada más reconfortante que encontrar a alguien que comprenda.
Ofrecer ayuda. Los simples gestos de bondad hacia los demás también nos estimulan. Florecemos cuando formamos parte de una comunidad.

- Busque ayuda profesional si la necesita.
Cuando estamos constantemente abrumados, desprotegidos o agotados, puede tener consecuencias potencialmente graves para los niños. Si no se siente como usted mismo, busque ayuda.


Para salir de una crisis con resiliencia, los niños necesitan cuidadores tranquilos y cariñosos, el niño puede tolerar mucho más que si estuviera solo.
A medida que nos adentramos en otro año escolar, abordar el agotamiento es vital para nuestro bienestar.



Si tú o alguien que conoces le gustaría trabajar en este tema recuerda que podemos ayudar. Contacta a un psicólogo o psicóloga dentro de nuestro equipo de psicoterapeutas, para agendar una sesión online o presencial.



Texto traducido de: Wilde, K. (2021) Six Ways to Deal With Parental Burnout En: The Greater Good Science Center at the University of California, Berkeley


Adicciones

¿Las personas tienen la intención de ser drog-a-dictos? ¿Qué relación hay entre el cuerpo y la sustancia o droga?