Niños: ¿Cuándo y cómo dejar el pañal?


Autor: Yolanda Fajardo Ponce

Fecha: Febrero del 2017

Preguntas frecuentes:

¿A qué edad debo quitarle el pañal a mi hijo?; ¿Se lo quito de día y de noche al mismo tiempo?; Ya tiene 3 años y sigue usándolo, cuando sus compañeros del Kínder ya no lo usan; y si por quitárselo antes ¿soy muy exigente y luego lo traumo?; y si por dejárselo más tiempo, ¿lo consiento y después le traerá problemas? Estas son algunas preguntas que pueden tener los padres acerca del control de esfínteres.

A qué edad quitar el pañal:

El pañal se debe quitar en un rango de edad entre el año y medio y los cuatro años. Ya se considera trastorno si a los 5 años se hace pipí y si a los 4 años se hace popó en el pañal y/o calzón, de día o de noche.

Generalmente el niño primero logra el control de las heces y posteriormente de la orina.

El rango es amplio dado que depende de aspectos fisiológicos de madurez (del sistema nervioso autónomo y del desarrollo de los músculos y nervios que permiten el control voluntario) y de aspectos psico-sociales que rodeen al niño. En diferentes culturas y en diferentes contextos se establece la edad adecuada para comenzar. Lo cierto es que el niño debe de haber adquirido el lenguaje (verbal o no verbal) para avisar “pipí” o “popó”; lograr sentarse en la bacinica; lograr bajarse y subirse los calzones; lograr orinar abundantemente de forma esporádica y encontrarse seco durante horas entre una micción y otra.

Consejos:

Una vez que tu hijo ya logra todo esto, se aconseja lo siguiente:

  1. Ser sólo una persona la que realiza el entrenamiento, aunque puede tener un ayudante.
  2. Empezar en la escuela (si ya va) y en la casa, al mismo tiempo.
  3. Escoger una fecha en la que no vayan a salir de vacaciones y se tenga lo más apegado posible su rutina de casa (pocas invitaciones, salidas, etc.).
  4. Realizarlo en un ambiente alegre y cálido.
  5. Tener una bonita bacinica y/o escusado para bebés (la misma para la casa y para la escuela)
  6. Detectar las horas en que el niño hace pipí y popó y sentarlo en su bacinica anticipándose en estas horas.
  7. Déjelo sentado por 10 minutos, si hace, alabarlo; si no hace, haga caso omiso, evite enojarse y demostrárselo. Esos 10 minutos Ud. debe estar enfocado a esta actividad, no debe distraerse en su teléfono u en otras actividades. Cuando ya haya hecho unas 2 o 3 veces, acortar los 10 minutos.
  8. Comenzar el entrenamiento cada media hora y poco a poco ir espaciándolo hasta lograr dos horas.
  9. Si espontáneamente su hijo usa su bacinica, dejarlo el tiempo que él quiera.
  10. Utilizar calzones de tela, para que pueda diferenciar “seco” de “mojado”. Que éstos tengan un resorte no estrecho, para facilitarle subirlos y bajarlos.
  11. Tener un muñeco que orine y ponerle los mismos calzones que usa el niño.
  12. Que su hijo ayude a su muñeco a ir al baño en su bacinica.
  13. Que vea a su entrenador y/o ayudante ir al baño.
  14. Si su hijo comienza a jugar con sus genitales, distraerlo, ignorando esta conducta.
  15. Cuando su hijo moje el calzón: decirle que debe usar su bacinica; que toque su calzón mojado y que vaya a buscar unos calzones limpios y se los cambie. No lo regañe, alce la voz ni se desespere.

Si deseas conocer más sobre cómo y cuándo dejar el pañal, contacta a nuestros psicólogos en Puebla, en el Centro de Psicología Integramente.


Agenda: 22.27.66.46.94


Bibliografía: Lujano, L. (1999), Control de Esfínteres: una propuesta pedagógica para la escuela infantil y el hogar, Editorial: LAERTES, Barcelona.



Disciplina asertiva

La disciplina es una misteriosa cara del amor; hoy en día este concepto ha sido devaluado y malinterpretado por la sociedad, se piensa que al implementar la disciplina en casa es como si volviéramos años atrás, cuando los padres eran autoritarios y rígidos, como si esto afectara a los niños gravemente al punto de causar traumas que saldrán a la luz en algún futuro; cuando por el contrario, una disciplina asertiva puede hacer que los niños tengan un mejor desarrollo en cualquier ámbito de su vida.