¿Mi hijo es preadolescente? ¿Qué hacer?


Autor: Yolanda Fajardo Ponce

Fecha: Julio del 2017

Es muy importante estar preparados como padres para la etapa de pre-adolescencia de nuestros hijos; interesarnos en los temas que nos platiquen y discutirlos con ellos; entender y tolerar los cuestionamientos y desacuerdos con nuestros hijos; aceptar su autonomía; aceptar que está creciendo y se está independizando.

Para ello, es importante tomar en cuenta que esta etapa:

  1. Es fundamental para formar y fomentar el gusto por el conocimiento
  2. Al niño le comienza a importar su apariencia
  3. Es común que el niño quiera demostrarnos sus habilidades
  4. El niño puede tener necesidad de estar solo en algunos momentos
  5. Desea ser independiente
  6. Comienza a criticar la forma de actuar de los padres
  7. Se incrementan las relaciones interpersonales en la escuela
  8. Se forman sentimientos de cooperación y competencia
  9. Aprenden a acordar, convenir, compartir y proteger sus pertenencias e intereses.

Así que si ves estos cambios en tu hijo, ¡es que está creciendo¡, son normales en la etapa de desarrollo que está viviendo y tú como padre, debes prepararte para poner límites, acompañarlo, comunicarte con él, pero sobretodo, aceptar que ya no es el niño que te idolatra, que depende totalmente de ti, que tu familia es importante, pero los amigos también.

Si deseas conocer más sobre la pre-adolescencia de tu hijo, contacta a nuestros psicólogos en Puebla, en el Centro de Psicología Integramente.


Agenda: 22.27.66.46.94


Bibliografía: Feldman, Robert, S. Desarrollo Psicológico a través de la vida. Ed. PEARSON Prentice Hall 2007. Papaila, D. Desarrollo Humano. Ed. McGraw-Hill 2010



¿Mi hijo duerme bien?

El ser humano pasa un tercio de su vida durmiendo. Es necesario dormir bien para restaurar el equilibrio físico y psicológico. El sueño es primordial para el desarrollo y tranquilidad de nuestro hijo. Un buen sueño, favorece la atención, concentración, memoria, aprendizaje y fomenta un mejor comportamiento. Un mal sueño (cantidad y/o calidad) puede hacer que nuestro hijo esté más activo o irritable de lo normal, que tenga problemas de aprendizaje o que baje su rendimiento académico. Es por ello que se publicarán una serie de cápsulas informativas acerca de la higiene del sueño, para lograr desarrollar buenos hábitos de sueño desde las primeras etapas de la vida. Un buen dormir, es tan importante como tener una buena alimentación.

¿Mi hijo tiene una conducta negativista desafiante?

En ocasiones los niños pueden mostrarse desobedientes y rebeldes ante los padres o figuras de autoridad; sin embargo, ¿qué sucede cuando esto ocurre de forma recurrente en donde predomina un comportamiento negativo?. A continuación te mostramos lo que es el trastorno negativista desafiante y cómo detectarlo.