Lo que debes saber de tu hijo preescolar si miente, roba o hace trampa


Autor: Yolanda Fajardo Ponce

Fecha: Mayo del 2017

Lo que debes saber:

  1. A esta edad los niños son egocéntricos, esto es, su mundo gira en torno a ellos.
  2. Están aprendiendo a distinguir lo que está bien y lo que no está bien.
  3. Por lo general los niños ya no tienen estas conductas cuando son más grandes.
  4. La mayoría de los niños que esporádicamente roban, mienten o hacen trampa, se convierten en adultos que son buenos ciudadanos que obedecen la ley.
  5. Antes de los 3 años, los niños no comprenden lo que es mentir, robar o hacer trampa.
  6. De los 3 a los 6 años los niños necesitan saber la causa de porqué están mal estos comportamientos (por ejemplo: porqué hay que ser honesto y confiable, por qué hay que respetar la propiedad).
  7. A esta edad no siempre se distingue realidad de fantasía; lo que pasó y lo que se deseó; suelen contar historias de mucha imaginación sobre sus deseos, como si fueran historias reales. Su intención no es engañar.
  8. Algunos niños cuando están terminando el preescolar, roban porque sus amigos lo hacen y quieren ser parte del grupo. Investigue si ha habido también acontecimientos de sus amigos de robo.
  9. Refuerce en su hijo el esfuerzo y no tanto el resultado. Si sabe que no se esforzó, debe recomendarle en empeñarse más la siguiente vez.
  10. El niño roba por querer tener lo que tienen los demás o porque sabe que en su casa no se lo van a dar.
  11. Si Ud. establece una cercanía afectiva, de convivencia, juego y de comunicación con su hijo, es más probable que estos comportamientos desaparezcan más rápido y ocurran más esporádicamente.
  12. Los niños que presentan más estos comportamientos inadecuados, son generalmente niños que no tienen una supervisión cercana por parte de sus padres.
  13. Si su hijo frecuentemente miente, roba o hace trampa, puede tener un problema de conducta, especialmente si no siente culpa o remordimiento por ello, entonces, se recomienda acudir al especialista. Puede reflejar también un problema de desarrollo, aprendizaje, o ser un síntoma de estar siendo agredido en la escuela. En Integramente (Psicólogos de Puebla), podemos ayudarlo.

Recomendaciones:

  1. Es importante no reaccionar de forma exagerada, hay que tranquilizarse y platicar de la acción de forma casual, para evitar generar sentimientos de culpa y vergüenza en su hijo y afectar lo que piensa de sí mismo y su autoestima.
  2. Califique la acción como inapropiada y no le dé a su hijo ningún calificativo como “ratero”, “mentiroso”.
  3. Evite atemorizarlo con frases como “si haces eso te llevará la policía; puedes estar en la cárcel por lo que robaste”, etc.
  4. Cuando su hijo realizó alguna de estas conductas inapropiadas, reaccione de inmediato, no deje pasar mucho tiempo, pues si no, las reflexiones posteriores tendrán menos efecto.
  5. Sea un buen ejemplo de rectitud y honestidad. El niño aprende más de nuestras acciones que de nuestras palabras, por ejemplo, no diga “dile que no estoy”, cuando sí está; no se pase un letrero que diga “pare”; no tome cosas de la oficina para usar en casa, etc.
  6. Elógielo y recompénselo cuando es honesto, puede ser con una sonrisa, un cariño, preparándole algo de comer que le guste, etc.
  7. Reflexione acerca de si sus expectativas son mucho más altas que sus logros y de ser así, conviene bajarlas.
  8. Elógielo cuando haga algo bueno, comparta con él juegos, pláticas y así evitará las mentiras y trampas que se deben a querer llamar la atención.
  9. No realice preguntas abiertas e imprecisas para que su hijo confiese. Dígale de qué se enteró y pregúntele su versión. En edad preescolar es muy probable que diga la verdad y no mienta. En caso de que mienta, dele dos consecuencias, una por mentir y encubrir su acción y otra por su acción inapropiada.
  10. Enseñe a su hijo a conseguir lo que quiere de forma apropiada, pidiendo un favor, permiso, etc.
  11. Cuando su hijo roba, explíquele este concepto, que entienda qué es la propiedad y porqué debe respetarse. Explique que las personas tienen el derecho de tener sus propiedades y póngale el ejemplo de qué pasaría si otro niño no respeta que su juguete favorito es de él y lo toma, cómo se sentiría.
  12. Hágalo reparar las consecuencias que la acción de robar ocasionó, devolviendo lo que tomó y haciendo una acción de bien a esa persona. Acompáñelo y apóyelo.
  13. Establezca consecuencias naturales, por ejemplo, si su hijo tomó un caramelo del súper, haga que lo devuelva, si se lo comió haga que él lo pague, si no tiene dinero, préstele y haga que realice un trabajo en casa por el cual le va a pagar ud, como limpiar la mesa, sacudir, etc; o bien, réstele ese dinero de su domingo.
  14. No deje que su hijo siempre gane en un juego de mesa, pues así, no le está enseñando a respetar las reglas, a perder ni a enfrentar pequeñas dosis de frustración.

Si deseas conocer más sobre si miente, roba o hace trampa tu hijo de edad preescolar, contacta a nuestros psicólogos en Puebla, en el Centro de Psicología Integramente.


Agenda: 22.27.66.46.94


Bibliografía: Brazelton, T, B, Sparrow, J, D. (2004). Su hijo de 3 a 6 años. Momentos claves en su desarrollo emocional y del comportamiento. Ed.Norma.



Ideación suicida

El suicidio propone quitarse voluntariamente la vida y las personas que piensan o planean ejecutar esta acción generalmente presentan diversas señales de alerta, aquí encontrarás cuáles pueden ser los focos rojos y diversas estrategias de cómo hacerles frente.

Personas Perfeccionistas

¿Conoces a alguien o te identificas con estas características: efectivo en su trabajo, ordenado y queriendo tener todo bajo control? ¡Lee más sobre esto aquí!