La mejor versión de sí mismos


¿Cómo podemos abordar nuestras relaciones con los estudiantes con un poco más de propósito?

Autor: Mariel Mitre

Fecha: Octubre del 2021

Se habla mucho sobre cómo vivir en tiempos difíciles puede ayudar a los estudiantes a desarrollar resiliencia. Pero a veces los adultos olvidan que no es solo enfrentar la adversidad lo que genera resiliencia, es enfrentar la adversidad con apoyo. 

A medida que acompañamos a los estudiantes en sus viajes de aprendizaje y crecimiento, existe un consenso notable sobre las fortalezas del carácter que nos esforzamos por ayudarlos a cultivar:
Los hábitos mentales permiten a los estudiantes buscar la excelencia profesional y académica, incluida la tenacidad, la minuciosidad, la creatividad y la honestidad y humildad intelectuales.
Los hábitos del corazón fortalecen sus amistades, relaciones familiares y comunidades, incluidas la empatía, la compasión, el respeto y la gratitud.
Los hábitos de carácter les permiten enfrentar desafíos y aprovechar las oportunidades, incluidos el coraje, la templanza, la responsabilidad y la integridad.

¿Entonces cómo ayudamos a desarrollar estas fortalezas?
Lo que necesitan es sabiduría práctica, nos ayuda a reflexionar sobre nuestro verdadero rumbo para que podamos deliberar y responder bien en cada momento. 

Poner en práctica las fortalezas.
Presentar a los estudiantes numerosas oportunidades para apuntar alto, desarrollar hábitos fuertes, aprender haciendo.
¿Cómo tratan a sus amigos, familiares y extraños que se cruzan en su camino? ¿Cómo priorizan su tiempo? ¿Cómo responden a los contratiempos y frustraciones? El valor no se verá igual en todas las situaciones, y se necesita práctica y experiencia para responder habitualmente a los desafíos.

Primera reacción.
Nuestra respuesta instintiva a una situación es nuestra "primera reacción" Dependiendo de nuestra personalidad, temperamento y experiencias de la vida anterior, todos tendemos a gravitar inicialmente hacia un extremo u otro.
Para tomar conciencia, los estudiantes pueden reflexionar sobre sus propios patrones habituales. 
Las reacciones simplemente son. Si bien es posible que los estudiantes no tengan control sobre la emoción que los invade, sí tienen la capacidad de elegir qué hacer a continuación; brindándoles el andamiaje que necesitan para tomar decisiones consideradas y receptivas alineadas con su objetivo, en lugar de decisiones impulsivas y reactivas.

¿Cuál es tu meta? ¿Tu visión? Tu por qué?
Una visión clara de quiénes son, quiénes quieren ser, cómo quieren tratar a los demás y qué esperan lograr ayuda a los estudiantes a responder a los desafíos cotidianos.
Brindar a los estudiantes oportunidades para articular una visión sólida sobre quiénes quieren ser y qué diferencia quieren hacer en el mundo protege frente a los desafíos inevitables.

Reflexiona, recalibra, responde.
¿Cómo pueden los estudiantes salvar la brecha entre su reacción inicial y una respuesta reflexiva que se corresponde con quiénes son y quiénes aspiran a ser? Reflexionando lo siguiente: ¿Cómo me siento ahora con esto? ¿Por qué? ¿Que sé yo? ¿Qué necesito saber?¿Quién puede ayudar? ¿Cuál quiero que sea el resultado de la situación?
Cuando los estudiantes reflexionan, pueden evaluar sus reacciones y dar pasos pequeños y deliberados para moverse en la dirección que quieren ir.

No existe una fórmula mágica. Los estudiantes tendrán momentos de éxito y momentos que se sienten fracasados. Es por eso que tomarse el tiempo para reflexionar, recalibrar y responder es fundamental para desarrollar la sabiduría práctica.

Todos somos trabajos en progreso. Crecemos con la experiencia, enfrentando los altibajos de la vida con tanta gracia como podemos reunir.


Si tú o alguien que conoces le gustaría trabajar en este tema recuerda que podemos ayudar. Contacta a un psicólogo o psicóloga dentro de nuestro equipo de psicoterapeutas, para agendar una sesión online o presencial.


Agenda: 22.27.66.46.94



Texto traducido de: Bohlin, K. E. y Farmer Kris, D. (2021) How to Help Students Be the Best Version of Themselves En: The Greater Good Science Center at the University of California, Berkeley


Cuando nace un hermano

Como papás, existe una preocupación cuando va a nacer un hermanito de cuándo y cómo decirle a nuestro primer hijo; si se va a poner celoso o no; nos preguntamos cómo debemos actuar para que lo quiera y no se sienta desplazado, rechazado o relegado.

Cómo cuidarnos mientras cumplimos plazos.

A medida que avanzamos hacia el segundo año de una pandemia, con sus limitaciones e influencias asociadas en nuestra vida laboral y personal, parece importante seguir hablando sobre el proceso de autocuidado.