Factores de riesgo del agotamiento


El agotamiento es grave. Y el equilibrio es importante. 

Autor: Mariel Mitre

Fecha: Agosto del 2021

El equilibrio entre el trabajo y la vida personal es realmente difícil para muchas personas. Es hora de que comencemos una conversación sobre el equilibrio, precisamente porque es muy difícil para muchos de nosotros encontrarlo y es muy importante para mejorar el bienestar.

Cuatro factores de riesgo de un equilibrio deficiente entre el trabajo y la vida personal y un eventual agotamiento.

1. Personalidad
Si “vives para trabajar”, te olvidas de programar tiempo para actividades no laborales y te ves a ti mismo como alguien muy motivado y persistente, entonces puedes estar en riesgo de agotamiento.

Qué hacer: si ya eres un planificador muy centrado y motivado; incorporar sistemas para evitar la reincidencia. 
Cuanto más puedas planificar, automatizar y aumentar la responsabilidad por tu comportamiento, más fácil será mejorar el equilibrio entre tu vida laboral y personal.

2. Comparación social
Si estás rodeado de personas que son increíbles en lo que se supone que debes hacer, puede estar en riesgo de agotamiento.

Qué hacer: Es parte de la naturaleza humana compararnos con "otros similares". Esto no siempre es malo; nos ayuda a trabajar más duro y ser mejores.
Si crees que la comparación social está dañando tu equilibrio entre el trabajo y la vida, es posible que desees trabajar en un entorno en el que todos tengan roles más definidos y diferenciados.

3. Cultura local
Por supuesto, cada ser humano es diferente y tiene diferentes fortalezas y debilidades. Muy pocos de nosotros encajamos en alguna definición de lo que significa ser una estrella.
¿Qué sucede cuando las personas sienten que no son lo que podrían o "deberían ser"? Trabajan demasiado para convertirse en lo que deberían ser. Si estás en una cultura que espera que todos sean estrellas, es posible que corras el riesgo de quemarte.

Qué hacer: una cosa que puedes hacer es desarrollar una mentalidad de crecimiento, la creencia de que las personas pueden crecer, cambiar y mejorar. Significa que las personas no nacen estrellas; se convierten en estrellas.
Así que asegúrate de practicar también la autoaceptación y la autocompasión y recuerda, nadie debería hacerte sentir mal por quién eres. 

4. Cultura más amplia
Hay una cultura, startup, inspiradora y estimulante, que también se enorgullece de un trabajo muy duro. Es posible que hayas escuchado historias sobre los fundadores de nuevas empresas que renunciaron a dormir, comer y socializar para construir sus empresas. De hecho, la cultura de las startups refuerza la idea de que el éxito requiere trabajar muchas horas.
Si su cultura espera que trabaje todo el tiempo, puede estar en riesgo de agotamiento.

Qué hacer: trata de establecer límites. Una vez que establezcas lo que es aceptable para ti, debes ser firme al defender tus propias necesidades, porque nadie más lo hará.
Si tu salud, relaciones y bienestar comienzan a fallar, pero es posible que no sepas por qué. Eventualmente, tu cuerpo simplemente se apaga para evitar que trabajes. 

Cómo recuperarse del agotamiento
La verdad es que es posible que muchos de ustedes ya estén experimentando agotamiento. Depende de ti revertirlo. Así como tomó tiempo desarrollar el agotamiento, llevará tiempo recuperarse. 
Es posible que debas tomarte largos períodos de tiempo libre, trabajar a tiempo parcial durante un tiempo y aprender a lidiar mejor con el estrés.

Es un largo camino de regreso a una vida sana y equilibrada. Cuanto antes empieces a tener claro lo que realmente te importa, mejor.


Si tú o alguien que conoces le gustaría trabajar en este tema recuerda que podemos ayudar. Contacta a un psicólogo o psicóloga dentro de nuestro equipo de psicoterapeutas, para agendar una sesión online o presencial.


Agenda: 22.27.66.46.94




Texto traducido de: Davis, T. (2016) Four Risk Factors for Burnout—And How to Overcome Them En: The Greater Good Science Center at the University of California, Berkeley


Cómo educar a mi hijo: Acuerdos con mi pareja

Los padres, deben delimitar de común acuerdo, cuáles reglas y rutinas les gustaría tener en su familia. Generalmente uno de los dos es más permisivo y el otro más protector. Una disciplina positiva, en unos padres democráticos, formarán mejores seres humanos.