La estimulación prenatal


“La única y absoluta unión perfecta de dos es cuando un bebé cuelga suspendido en el vientre de su madre, unido a ella, sintiendo que su sangre y estados de ánimo juegan a través de su cuerpo, sintiendo sus sentimientos” Diane Ackerman

Autor: Paola Sánchez Cortés

Fecha: Enero del 2018

La estimulación prenatal se comenzó a estudiar desde los años 60. Está comprobado que después de los primeros 17 días de la concepción, el feto comienza a crear sus primeras conexiones neuronales; de ahí la importancia de la estimulación prenatal, la cual incrementa este tipo de conexiones y evita la muerte neuronal al momento del parto; la estimulación como tal, comprende una serie de ejercicios sensitivos (oído, gusto y olfato) aplicados al bebé durante la segunda etapa de gestación, ya que su cerebro se encuentra en una etapa de desarrollo.

Existen cuatro técnicas de estimulación temprana:

  1. 1. Visual:

    Puede ser utilizada a partir del cuarto mes de gestación para obtener mejores resultados; consiste en aplicar luz artificial o natural en el vientre materno, esta luz llega hasta el feto estimulando su retina ocular y por consiguiente a la corteza cerebral. Esta técnica ayuda a que el bebé a una edad temprana sea capaz de tener una mejor orientación y discriminación visual.

  2. 2. Motora:

    Recomendada a las 10 semanas de gestación, puesto que en esta etapa del embarazo se forman las estructuras relacionadas con el equilibrio. Este tipo de estimulación puede ser realizada por medio de las diferentes posiciones que la madre, esto puede ser por medio de ejercicios físicos siempre y cuando estos estén secundados por una buena respiración. Estas técnicas ayudarán a su equilibrio y atención.

  3. 3. Auditiva:

    El oído es la parte del bebé que puede ser estimulada de mejor manera, ya que se forma a partir de las catorce semanas de gestación, donde comienza a escuchar sonidos internos y externos. Este es el único sentido que los conecta con el mundo exterior. Este método es realizado por medio de música y voces; la música clásica es una gran opción, ya que al ser tan compleja y con diversos altibajos resulta una gran estimulación para el bebé.

  4. 4. Táctil:

    Esta técnica es recomendada a partir de las seis semanas hasta la décima, se realiza con masajeadores y diferentes texturas que se aplican en el vientre materno aplicando distintas presiones, lo cual provoca vibraciones que viajan a través del líquido amniótico hasta el feto haciéndolo cambiar de posición.

Este tipo de ejercicios permite al bebé en un futuro tener bases para su aprendizaje, destrezas cognitivas e intelectuales, un mayor desarrollo en sus sentidos, además de que fortalece vínculos afectivos entre los padres y el bebé. Otro tipo de ventajas que ofrece la estimulación prenatal y que pueden ser observadas en sus primeros días de vida son: la buena alimentación, tienden a dormir mejor y llorar menos.


Agenda una sesión




Consejos para lograr el bienestar emocional y la felicidad

Desde hace casi 30 años se comienza a estudiar de forma científica los aspectos que mejoran la calidad de vida y que previenen la psicopatología (Psicología Positiva, creada por Seligman). Con ello, se ha podido comprender cómo se desarrollan las emociones positivas, las fortalezas y las virtudes de las personas. Cuando se tienen emociones y pensamientos positivos, se logra una interpretación subjetiva de los hechos, que nos lleva a tener y mantener el bienestar emocional, la felicidad y la salud potencializada. Actualmente existen técnicas para lograrlas.