Equilibrio entre el trabajo y la vida personal


Los intentos de encontrar un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida son bien merecidos.

Autor: Mariel Mitre

Fecha: Octubre del 2021

Lograr el equilibrio perfecto entre el trabajo y la vida personal, si es que existe, no se trata necesariamente de modificar cuándo, dónde y cómo trabajamos; es una cuestión de por qué trabajamos. 
Y eso significa comprender las fuentes de felicidad que pueden no ser tan obvias para nosotros, pero que han aparecido a la vista durante el transcurso de la pandemia.

El trabajo está relacionado de manera constante y positiva con nuestro bienestar y constituye una gran parte de nuestra identidad. Nuestros trabajos pueden proporcionarnos un sentido de competencia que contribuye al bienestar. 

La idea de que trabajar, o esforzarse en las tareas, contribuye a nuestro bienestar general, está íntimamente relacionada con el concepto psicológico de la felicidad eudaimónica. Este es el tipo de felicidad que obtenemos del funcionamiento óptimo y la realización de nuestro potencial. Las investigaciones han demostrado que el trabajo y el esfuerzo son fundamentales para la felicidad eudaimónica, lo que explica la satisfacción y el orgullo que siente al completar una tarea agotadora.

En el otro lado del equilibrio trabajo-vida se encuentra la felicidad hedónica, que se define como la presencia de sentimientos positivos como la alegría y la relativa escasez de sentimientos negativos como la tristeza o el enfado. Sabemos que la felicidad hedónica ofrece beneficios empíricos para la salud física y mental, y que el ocio es una excelente manera de perseguir la felicidad hedónica.

Pero incluso en el ámbito del ocio, nuestra orientación inconsciente hacia el ajetreo acecha en el fondo. Un estudio reciente ha sugerido que realmente existe demasiado tiempo libre, y que nuestro bienestar subjetivo comienza a disminuir si disponemos de más de cinco horas al día. El ajetreo contribuye a la felicidad incluso cuando cree que preferiría estar inactivo.

Esta orientación encaja bien con un nuevo concepto en el campo de los estudios del bienestar: que una felicidad experiencial rica y diversa es el tercer componente de una "buena vida", además de la felicidad hedónica y eudaimónica.
Quizás la clave para un bienestar duradero es considerar qué estilo de vida se adapta mejor a cada uno: hedónico, eudaimónico o experiencial. 


Si tú o alguien que conoces le gustaría trabajar en este tema recuerda que podemos ayudar. Contacta a un psicólogo o psicóloga dentro de nuestro equipo de psicoterapeutas, para agendar una sesión online o presencial.


Agenda: 22.27.66.46.94



Texto traducido de: Ku, L. (2021) How Does Work-Life Balance Fit Into a Happy Life? En: The Greater Good Science Center at the University of California, Berkeley