Empatía en los pequeños momentos


En promedio una persona percibió alrededor de nueve oportunidades para empatizar y seis oportunidades para recibir empatía durante 12 horas.

Autor: Mariel Mitre

Fecha: Septiembre del 2021

La empatía es una de las muchas habilidades que nos ayudan a construir mejores relaciones. 
Pero la empatía a veces puede parecer un concepto elevado. Si bien puede ser bueno para nosotros y para los demás, ¿cómo se ve realmente en la vida real y cómo podemos cultivarlo? 

Greg Depow de la Universidad de Toronto y sus colegas llevaron a cabo un estudio sobre la experiencia de las personas con la empatía en su vida cotidiana. Sus hallazgos arrojan una luz interesante.
  • Los análisis de las respuestas mostraron que las personas tendían a encontrar oportunidades de empatía con frecuencia y que sentían empatía a menudo en la vida cotidiana.
  • Las mujeres todavía tendían a sentir más empatía que los hombres.
  • Las personas también sentían más empatía por las personas cercanas que por los extraños en la vida cotidiana. Entonces, eso plantea la pregunta: ¿la empatía es buena o mala para nosotros? Podría ser un poco de ambos, dependiendo de la situación, dice Depow.
“En general, la empatía, en un marco multidimensional, es buena para el bienestar”, dice. "Pero, cuando las personas tienen más oportunidades de empatizar con las emociones negativas.
En esas situaciones, es posible que debamos tomar medidas para protegernos de la angustia que puede acompañar a la empatía.

“Compartir realmente emociones positivas parece ser bueno para nosotros”, dice. "Eso significa sentirse feliz con la otra persona, en lugar de sentirse mal consigo mismo porque no lo está haciendo tan bien, podría ser una buena oportunidad para aumentar su bienestar".

“La empatía no siempre se trata de comprometerse con el sufrimiento de los demás”, dice. "También lo usamos a menudo para conectarnos con la felicidad de otras personas, y esa también puede ser una forma de sentirnos conectados con quienes nos rodean".
Curiosamente, no solo mostrar empatía, sino también recibir empatía de otra persona, condujo a una mayor amabilidad y ayuda.

“Quizás si alguien se identifica contigo, te sientes más cerca de él y de las personas que te rodean. Eso podría hacer que estés más dispuesto a contribuir y ayudar ”, dice.

Podría beneficiar a las personas aprender a notar las oportunidades de empatía con más frecuencia, saborear más la felicidad de los demás o replantear nuestra reacción emocional al sufrimiento como una oportunidad para ayudar (en lugar de centrándonos en nuestra propia angustia personal). Si un entrenamiento así fuera posible, la empatía podría convertirse en una práctica de felicidad aún más potente.

"Si las personas pudieran abrirse a más oportunidades de empatizar con los demás y resonar con sus experiencias positivas, mientras sienten compasión por sus experiencias negativas, eso realmente podría ayudarnos a todos".


Si tú o alguien que conoces le gustaría trabajar en este tema recuerda que podemos ayudar. Contacta a un psicólogo o psicóloga dentro de nuestro equipo de psicoterapeutas, para agendar una sesión online o presencial.


Agenda: 22.27.66.46.94




Texto traducido de: Suttie, J. (2021) How Small Moments of Empathy Affect Your Life En: The Greater Good Science Center at the University of California, Berkeley



Cuando nace un hermano

Como papás, existe una preocupación cuando va a nacer un hermanito de cuándo y cómo decirle a nuestro primer hijo; si se va a poner celoso o no; nos preguntamos cómo debemos actuar para que lo quiera y no se sienta desplazado, rechazado o relegado.