El suicidio (parte 3)


Autor: Psicóloga Patricia Avilez

Fecha: Agosto del 2020

Como vimos en "El suicidio (parte 1)" y en "El suicidio (parte 2)" Lo severo del sadismo “Es como un cultivo puro de pulsión de muerte, que a menudo logra efectivamente empujar al yo a la muerte, cuando este no consiguió defenderse antes de su tirano mediante el vuelco a la manía” Freud (Mas allá del principio de placer)
El que se vive culpable busca ser castigado, de no encontrar a quien castigar deviene castigarse, el suicidio es una acto, acto angustiantes que no logra tramitarse por otras vías mas que el suicidio, hemos hablado en los dos artículos pasado del acting out, y el pasaje al acto, la invitación es a leer la secuencia de los artículos para tener un panorama de lo que sucede en el suicidio, para cerrar el tema abordamos el último de las tres dimensiones del suicidio, El acto, como tal.

Las personas llevan a cabo actos, otras disciplinas de la psicología hablan de conductas, dentro del psicoanálisis se mencionan actos, actos simbólicos que hablan de alguna manera, dicen algo, lo podemos ver en estos actos de repetición. En el consultorio los pacientes se preguntan ¿Por qué hago lo mismo, repito las mismas escenas o actos? Cada paciente va encontrando sus respuestas en sus análisis, cada quien sus historias y repeticiones. Regresando a nuestro tema en Acto, todo acto conlleva un fracaso, pero también posibilidades, el único acto que no falla es el suicidio, mientras que la vida implica lo contrario.

Hay actos que marcan la vida, un antes y un después, marcan nuevos rumbos dando paso a nuevos deseos o lo contario, paralizan la vida, el acto del suicidio es una elección forzada entre “libertad o muerte” hay quién después de un intento fallido viene un cambio radical da un nuevo comienzo, ir por la vida franquearse con la posibilidad de morir, jugársela en el filo con el riesgo de quedarse, caer en las manos de la muerte.
Clarice Lispector en su libro: Un soplo de la vida escribe:
“Esto no es una lamentación, es el grito de un ave de rapiña. Irisada e inquieta. Un beso en la cara de la muerte.
Escribo como si fuese a salvar la vida de alguien. Probablemente mi propia vida. Vivir es una especie de locura que la muerte comete. Porque en ellos vivimos, vivan los muertos…”
A modo de resumen de los tres artículos, anudamos lo siguientes el suicidio tiene tres dimensiones el acting out, pasaje al acto y acto, encontrando en ellas abordajes diferentes, así como en cada uno de estas dimensiones discursos y caminos de escucha individual en el consultorio, la invitación es acudir para con un profesional en caso de sentir la necesidad de una ayuda contacta a un psicólogo o psicóloga de nuestro equipo de psicoterapeutas, para agendar una sesión online o presencial.

Agenda una sesión

BILBIOGRAFÍA
Evans, Dylan. Diccionario introductorio de psicoanálisis lacaniano. Paidós. Buenos Aires, 2005, p 29
Lacan, Jacques. Seminario 10, La angustia. Paidós. Buenos Aires, 2009, p 136
Freud, Sigmund. Psicopatología de la vida cotidiana. En Obras completas, Tomo VI, Amorrortu, Buenos Aires, 1980, p. 175
Bello, Antonio. Ficciones sobre la muerte. Ed. Escuela Libre de Psicología. Puebla, México. 2006
Lispector, Clarice. Un soplo de vida. Siruela, 1999. 2011,2015, p 15



El nido vacío

El nido vacío es una etapa representada por cambios físicos y emocionales, que producen sentimientos negativos en algunos padres, provocada cuando los hijos o hijas se van de casa

Asertividad

Ser asertivo significa confiar en uno mismo y en nuestras capacidades para resolver problemas y relacionarnos con los demás de forma saludable.