El juego: en el desarrollo infantil


El juego tiene un papel particularmente vital.

Autor: Mariel Mitre

Fecha: Julio del 2021

La vida ha sido dura para todos durante la pandemia. Todos hemos experimentado el miedo, la soledad y el anhelo de normalidad. Como adultos, podíamos racionalizar lo que estaba sucediendo, pero para los niños, el hecho de que de repente no pudieran ver a la abuela o asistir a un grupo de juego ha sido desconcertante y perturbador. Sin embargo, la pérdida de tiempo de juego es más que una simple decepción, representa una pérdida notable de experiencias de aprendizaje. 

El juego está estrechamente relacionado con muchas áreas del desarrollo infantil. Obviamente, correr y escalar ayudarán a desarrollar los músculos, pero el juego físico también causa un efecto dominó que desencadena cambios químicos, emocionales y neurológicos beneficiosos. La investigación sugiere que el juego lo coloca en una posición única para impulsar el desarrollo y las habilidades cognitivas, emocionales, sociales y físicas. 

El juego ayuda a entenderse a sí mismos, a otras personas y a la sociedad en la que viven. A corto plazo, los niños encuentran que jugar es agradable y beneficioso y, a largo plazo, el tiempo dedicado a aprender a través del juego beneficia tanto al niño como a quienes los rodean. 

Nuestra necesidad de más viviendas se ha satisfecho en parte, construyendo en campos escolares y espacios verdes y esto reduce los lugares donde los niños pueden jugar con seguridad. 
En teoría, los niños deberían "aprender a través del juego" cuando empiezan la escuela o la guardería. Sin embargo, la presión de los sucesivos gobiernos para "impulsar los estándares" ha llevado a un plan de estudios más formal, con un mayor énfasis en inglés, matemáticas y ciencias. 

Las sugerencias actuales de que los niños deben "ponerse al día con el aprendizaje perdido" a través de un mayor tiempo en la escuela significa que los niños que más han perdido las ricas oportunidades de aprendizaje que brinda el juego durante la pandemia también probablemente se les niegue la oportunidad después de la pandemia.

La preocupación es que al restringir aún más su derecho a jugar, corremos el riesgo de causar un daño aún mayor y más duradero.



Si tú o alguien que conoces le gustaría trabajar en este tema recuerda que podemos ayudar. Contacta a un psicólogo o psicóloga dentro de nuestro equipo de psicoterapeutas, para agendar una sesión online o presencial.

Agenda: 22.27.66.46.94



Texto traducido de: Owen, K. (2021) Children need to catch up, but on work or play? En: SAGE Perspectives Blog.