El diálogo corporal


“La personalidad del niño es el resultado de un crecimiento lento y gradual; la finalidad de la educación será la de guiar y favorecer este crecimiento y adaptación en el niño.” A. Gesell.

Autor: Paola Sánchez Cortés

Fecha: Octubre del 2017

El crecimiento de un niño depende completamente de como evolucione en las diferentes etapas de su desarrollo (motor, intelectual y afectivo).

Existen tres condiciones para el desarrollo óptimo de un niño, las cuales son:

  1. La elaboración de su YO corporal.
  2. La noción del objeto.
  3. La noción de las demás personas.

La elaboración del esquema corporal se va dando desde el nacimiento, pero podemos observarle al momento del juego, cuando el niño comienza a darse cuenta de lo que es capaz de hacer con su propio cuerpo; o por medio del dibujo, al pedirle que se dibuje a sí mismo y dentro de esa misma representación él o ella pueda ubicar las partes de su cuerpo.

En la noción del objeto, el niño va tomando conciencia, adquiriendo conocimiento y control sobre los elementos que constituyen su mundo. Es aquí donde el pequeño aprende a fijar la mirada en diferentes objetos, comprende el concepto de arriba, abajo, adentro y afuera, identifica los colores, aprende palabras y su significado, comprende las nociones del espacio (lejos, cerca, a un lado) gracias a sus desplazamientos, así como también comprende el concepto del tiempo, que muchas veces lo asocian con el espacio en el que se encuentran.

La noción del mundo de los demás es la capacidad de poder diferenciarse de las otras personas y poco a poco adaptarse a las mismas; es aquí donde entran en juego las relaciones interpersonales, las cuales afectan de manera significativa el desenvolvimiento del niño. El conocimiento del otro comienza a temprana edad, primero con la madre, después con el padre y hermanos y así sucesivamente, creando un lazo afectivo y despertando sentimientos. El pequeño aprende a colaborar con los demás y a tener respeto a lo ajeno, comienza a comprender las reglas y los permisos.

Es importante saber que el desarrollo del niño se puede ver alterado por diferentes factores, tales como: dificultades con su propio cuerpo debido a alguna enfermedad, la alimentación, trastornos del sueño, carencia de relaciones afectivas o por el contrario, la prolongación excesiva del apego a mamá.


Agenda: 22.27.66.46.94




La alfabetización emocional, fomenta la relación sana con tu pareja

La expresión “analfabetismo emocional” fue dada por el psicólogo estadounidense Claude Steiner para nombrar aquellos momentos en que a las personas les cuesta trabajo reconocer qué sienten y por qué lo sienten. Es más saludable entre menos momentos de analfabetismo emocional se tengan, por lo que hay que tratar de alfabetizar nuestras emociones y así tener una relación más saludable con nosotros mismos y con nuestra pareja.