Desarrollo de la personalidad desde el nacimiento hasta los 6 años


“Los primeros años de vida son decisivos en la formación de la PERSONALIDAD” S. FREUD

Autor: Yolanda Fajardo Ponce

Fecha: Diciembre del 2016

¿Qué es la personalidad?

  1. Son aspectos únicos –tanto internos como externos- relativamente duraderos de rasgos que cambian, en respuesta a distintas situaciones.
  2. Es el producto de la convergencia de tres aspectos que actúan de manera global: factores constitucionales, factores del desarrollo y factores situacionales o ambientales.
  3. Cada personalidad es única, propia de cada individuo, aunque tenga rasgos comunes con otros.

Para hablar de personalidad debemos de tener en cuenta dos conceptos muy importantes:

Temperamento:

  1. Va asociado a la herencia.
  2. Son factores biológicos que determinan la conducta.

Carácter:

  1. Representa el aspecto expresivo de la personalidad.
  2. Constituye la base de la responsabilidad y el sistema de valores del hombre.

¿Cómo se forma la personalidad?

  1. Después del nacimiento aparecen las características individuales.
  2. La conducta y la personalidad del niño, son producto de la interacción ininterrumpida de la naturaleza y la crianza.
  3. Existen factores genéticos y prenatales. Muchas características de los padres de un niño se le transmiten en la concepción.
  4. Lamarck (1773) pensó que los individuos mejoraban o debilitaban sus capacidades a través de la experiencia o el entrenamiento y experimentó como la conducta controlada genéticamente puede modificarse cambiando las condiciones externas.

Características de la personalidad por etapas:


Del nacimiento a los 2 años:

  1. Sin conciencia propia de existencia.
  2. Incapaz de distinguirse a sí mismo del resto de los demás.
  3. Egocentrismo.
  4. Busca la satisfacción de sus necesidades fisiológicas, de seguridad, amor y de pertenencia.
  5. Cuando el bebé satisface esas necesidades siente una sensación de paz y satisfacción o euforia.
  6. Si las necesidades no son satisfechas provoca angustia.
  7. Experiencias físicas que hacen que el bebé comience a reconocer y a identificarse con su propio cuerpo.
  8. Sí mismo corporal.
  9. Concepción de espacio y tiempo.
  10. Relación entre causa y efecto.
  11. Primer conocimiento sensorio motriz: su separatividad y su indefensión. La meta de este periodo es compensar la angustia mediante confianza básica.
  12. Logra independencia y autonomía gracias a su capacidad para diferenciarse a sí mismo de su madre.
  13. Comienza a formar su yo interno.
  14. Las frustraciones provocan agresión contra el objeto frustrante.

Infancia Temprana 2-4 años:

  1. La aparición del lenguaje le permite comunicarse con otras personas y crear conductas socialmente aceptables.
  2. Aprenden a caminar y desplazarse.
  3. Logran la autonomía.
  4. Reconocen su libertad iniciando con un guía.
  5. Nace la necesidad de estima: aprobación que se recibe por parte del exterior.
  6. Se forma el autoestima: se basa en la autonomía y autosuficiencia del niño.
  7. Las normas y prohibiciones pueden crear sentimientos de vergüenza e inferioridad.

De los 4 a los 6 años:

  1. El infante se concibe sí mismo como niño o niña, este cambio se conoce como identidad sexual.
  2. Son influenciados por las actitudes aprobatorias o desaprobatorias de las personas importantes para el niño.
  3. Imitan las conductas de su propio sexo para obtener reforzadores sociales.
  4. Se forma el auto representación o representación de sí mismos formándose una idea de la clase de persona que debe ser en el futuro.
  5. El niño se identifica como bueno o malo.
  6. Sus juicios sobre lo bueno o lo malo tienden a ser muy rígidos e inflexibles.
  7. Se forman las ideas de lo que debería ser para ganar la estima de los demás y compensar sus sentimientos de inseguridad e inadecuación.
  8. Si éstas son rígidas y si no se flexibilizan puede desarrollarse una personalidad neurótica.
  9. Puede sentir culpabilidad.
  10. Reconoce su responsabilidad de actos.
  11. Se comporta de forma coqueta, posesiva e intrusiva hacia el sexo opuesto.
  12. Surgen celos de cualquiera que pretenda quitarle el cariño de los demás.
  13. Aún no distinguen entre las conductas de la persona y la persona en sí.
  14. Se termina de formar la autoimagen reconocible (yo).
  15. El niño se identifica con su cuerpo, su nombre, sus cualidades positivas y negativas y sus posesiones y su auto-representación.
  16. Conocen el mundo que los rodea.
  17. Forman una imagen inconsciente de lo que él y los otros deberían ser idealmente.
  18. El niño aprende a comportarse según las normas morales. Cuenta con un juicio moral.
  19. Desarrolla características más lógicas y racionales.

En conclusión, existen características generales de la evolución de la personalidad del ser humano, que si como padres las conocemos y las cuidamos en una educación positiva, podremos lograr que nuestros hijos, logren moldear su temperamento a través de su carácter y tengan la capacidad de poder cambiar.

Si deseas conocer más sobre el desarrollo de la personalidad, contacta a nuestros psicólogos en Puebla en el Centro de Psicología Integramente.

Bibliografía: Schultz, D. (2009). Teorías de la Personalidad. 9a Edición. Cengage Learning, México.


Agenda: 22.27.66.46.94



Personas Perfeccionistas

¿Conoces a alguien o te identificas con estas características: efectivo en su trabajo, ordenado y queriendo tener todo bajo control? ¡Lee más sobre esto aquí!