Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH)


“Es un padecimiento común con pronóstico favorable si se le brinda atención adecuada”

Autor: Jimena Mijares Fajardo

Fecha: Octubre del 2016

¿Qué es el TDAH ?

El Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) es un padecimiento común, en donde a la persona le cuesta mucho trabajo poner atención y permanecer quieto, con pronóstico favorable si se le brinda atención adecuada.

¿Cómo se manifiesta?

Los síntomas del TDAH pueden presentarse en niños, adolescentes y adultos; y duran durante por lo menos 6 meses.

Síntomas de inatención:

  • Es difícil poner atención
  • Comete errores por descuido
  • Pasa por alto detalles
  • Parece no escuchar cuando se le habla (está distraído)
  • No sigue instrucciones
  • No termina lo que empieza
  • Se distrae rápidamente y con facilidad
  • Dificultad para la organización y el orden
  • Pierde cosas
  • Se le olvida hacer lo que tenía planeado

Síntomas de hiperactividad:

  • Se mueve mucho
  • Le cuesta trabajo estar quieto
  • Se retuerce en el asiento
  • Se levanta cuando se espera que esté sentado
  • Es difícil hacer las cosas con calma
  • Habla excesivamente
  • Responde antes de que termine la pregunta
  • Interrumpe en las conversaciones
  • Termina las frases de otros
  • Es difícil esperar su turno
  • Se mete en las actividades de otra persona
  • Usa las cosas sin pedirlas

¿Está sobre diagnosticado?

Es cierto que muchas veces se diagnostica con TDAH a personas que no lo tienen. Para eso es necesario acudir con un profesional, que verifique aspectos tales como:

  • Las conductas se presentan en varios lugares (casa y escuela)
  • Las conductas han durado mínimo 6 meses
  • Las conductas iniciaron en edades tempranas
  • Descartar problemas en casa o emocionales que pudieran ocasionar estas conductas
  • Pruebas psicométricas que lo verifiquen
  • Otros especialistas del equipo de trabajo que confirmen el diagnóstico

¿Cuáles son las causas?

El TDAH tiene un componente genético. Es muy probable que alguno de los familiares tenga características similares, y que desde el nacimiento se hayan mostrado conductas de inquietud o inatención.

También hay un componente neurológico. La parte de frontal del cerebro, la Corteza Frontal, es la encargada del autodominio y el autocontrol. Se ha observado que en pacientes con TDAH en esta zona hay una disminución del neurotransmisor dopamina.

Tratamiento

El tratamiento funciona cuando intervienen distintos especialistas formando un equipo de trabajo interdisciplinar. Es importante la ayuda del psicólogo, el neurólogo, la familia y la escuela. El tratamiento psicológico se basa en enseñarle a la persona cómo puede lograr el autocontol, aprenda a canalizar su energía, a ser paciente y mejore su atención.

¿Es necesario el medicamento?

Así como las personas con diabetes necesitan insulina debido a que el páncreas tiene problemas para funcionar, así la persona con TDAH puede necesitar medicamentos que regulan la química del cerebro, como cualquier otro órgano del cuerpo con dificultades.

El medicamento es recetado por el psiquiatra, y ayuda a reducir los síntomas que impiden el buen desempeño escolar o laboral, así como otras actividades cotidianas. Es necesario cuando las conductas ponen en riesgo a la persona misma o a quienes la rodean. Por ejemplo, distraerse al manejar un auto, podría terminar en un accidente.

Pronóstico

El pronóstico es positivo, los síntomas desaparecen si el tratamiento se realiza pronto, interdisciplinar y eficaz. Cuando no se trata, es posible que en la adolescencia y en la adultez haya dificultades tales como, el retraso escolar, consumo de drogas, inestabilidad laboral o divorcio.


Agenda: 22.27.66.46.94



Mindfulness: Meditación Cotidiana

Mindfulness, también conocida como consciencia plena, es una habilidad de gran valor que se ha enseñado y practicado durante miles de años en muchas de las religiones del mundo. A partir de la década de 1980, Jon Kabat-Zinn comenzó a usar habilidades de mindfulness de manera no religiosa para ayudar a los pacientes hospitalarios a hacer frente a problemas de dolor crónico.