Curando la soledad


La soledad duele... La soledad es la razón principal por la que las personas buscan terapia. 

Autor: Mariel Mitre

Fecha: Agosto del 2021

Con el advenimiento de la tecnología y las redes sociales y la velocidad de vida cada vez mayor, podemos sentirnos más conectados de alguna manera, pero, por otro lado, los "momentos humanos" de intercambio real cara a cara sin interrupciones pueden volverse más raros.

No es de extrañar que la soledad duela. Un estudio de imágenes cerebrales mostró que sentirse excluido en realidad activa nuestra matriz de dolor neuronal. 

Desde una perspectiva, todos estamos fundamentalmente solos. Venimos solos al mundo y lo dejamos de igual manera.
Por otro lado, siempre estamos completamente interconectados, conectados con millones de personas en todo el mundo a través y simplemente por el aire que respiramos. Ambos estamos solos y profundamente conectados.

Hemos aprendido a distraernos en el mismo momento en que sentimos una emoción incómoda como la soledad que aflora. Podemos participar en formas de distracción "saludables" como leer o formas de distracción "no saludables" como mirar televisión durante horas; estas opciones pueden proporcionar un alivio temporal y a menudo conducen a otros problemas; cuando intentamos resistir algo, tiende a persistir aún más. 
Distraernos de un problema central no llega a su raíz. Permitir que surja la emoción y prestarle toda nuestra atención puede ser la clave para dejarla ir.

Cuando el dolor de la soledad se apodere de ti, aquí hay algunas herramientas que pueden ayudarte a desarrollar la resiliencia. Aquí ejercicios para abrazar la soledad:

1. Expresa la emoción por completo. Deja que la emoción tome el centro del escenario. Estate con la incomodidad por completo.
2. Ve al silencio. El silencio puede ser difícil e incluso aterrador para algunas personas ya que estamos acostumbrados a que todo suene; fíjate un límite de tiempo para el silencio, como media hora podría ser una opción.
3. Participa en la meditación consciente. Simplemente estate con las sensaciones, pensamientos y emociones que surgen sin intentar controlarlos o cambiarlos. 
Estar presente con lo que está sucediendo, sin importar cuán desagradable sea esa experiencia, tiende a ser más placentero que no estar presente. Algunos hallazgos sugieren que en realidad somos más felices si no nos distraemos del presente, independientemente de cuánto nos disguste.
4. Cuida el cuerpo. Como parte de nuestro estilo de vida distraído, a menudo no escuchamos a nuestro cuerpo.
5. Sirva. "Sé amable, porque todos los que conoces están librando una dura batalla" Como escribió Mahatma Gandhi: "La mejor manera de encontrarse a sí mismo es perderse en el servicio de los demás".
6. Conéctate con la naturaleza. Un estudio reciente muestra que caminar en la naturaleza puede aumentar nuestro bienestar.
7. Enamórate de ti mismo. "Si te haces amigo de ti mismo, nunca estarás solo". Estar solos es a menudo el único momento en el que realmente podemos descansar, sin distracciones, sin el estímulo del medio ambiente ni de otras personas.

Cultivar la conexión interior y exterior. La investigación muestra que cosechamos los beneficios para el bienestar psicológico y la salud física de la conexión social, o sea de nuestro sentido interno y subjetivo de conexión con los demás. 
La conexión social es fundamental para nuestra salud y bienestar. Finalmente, sepa que no está solo. Todos somos profundamente vulnerables.


Si tú o alguien que conoces le gustaría trabajar en este tema recuerda que podemos ayudar. Contacta a un psicólogo o psicóloga dentro de nuestro equipo de psicoterapeutas, para agendar una sesión online o presencial.


Agenda: 22.27.66.46.94




Texto traducido de: Seppala, E. (2020) Eight Ways to Ease the Pain of Loneliness En: The Greater Good Science Center at the University of California, Berkeley.





Maltrato Psicológico en Niños

El maltrato psicológico sucede cuando los padres u otros cuidadores dañan el funcionamiento emocional, conductual, cognoscitivo o físico de los niños.