Consejos para padres de niños de 0 a 3 años de edad


"¡El 80% del desarrollo del cerebro ocurre durante los primeros tres años de vida!"
- Departamento de Pediatría del Boston Medical Center

Autor: Jimena Mijares Fajardo

Fecha: Noviembre del 2016

Durante los primeros años de vida, los bebés y los niños pequeños adquieren enormes cantidades de información al relacionarse con otras personas. Este aprendizaje temprano establece la base de su aprendizaje en el futuro.

Las “Boston Basics” son cinco formas sencillas y efectivas para ayudar a nuestros hijos a triunfar en la vida y ¡a ser tan felices como sea posible!

1. Dale todo el amor y controla el estrés

Los niños pequeños necesitan estar rodeados de amor y de un entorno predecible y seguro para poder tener la confianza de enfrentar retos en la vida.

¿Cómo lograrlo?

  • Responde a los sentimientos y comportamientos que observes en tu hijo. Por ejemplo acude a él cuando llore. Así él aprende que es importante para ti.
  • Abraza a tu hijo frecuentemente para que se sienta seguro y amado.
  • No te frenes cuando se trata de demostrarle tu cariño.
  • A las 6 u 8 semanas es muy imporante hablarle de cerca, con voz alegre, haciendo muecas para que imite expresiones faciales. Si aparta la mirada, puede ser que haya sido suficiente para él por el momento.
  • Ayuda a tu hijo a intentar cosas nuevas.
  • Muestra tu interés en lo que a él le interesa.
  • Enséñale a identificar sus sentimientos para que pueda entender y expresar emociones. Puedes decirle “Te noto asustado porque te caiste, a veces caerse da mucho miedo, pero ahora ya estás bien”.
  • Para que aprenda a controlar sus emociones, debes consolarlo cuando esté triste o enojado.
  • Busca formas sencillas de que tu hijo participe en tareas domésticas, esto hace que se sienta útil y le da oportunidades de aprender. Por ejemplo, puede revolver el azúcar del agua.
  • Establece horas y formas fijas para realizar actividades (comidas, baño, cuentos, etc). Esto le permite asimilar el cambio de actividades y saber qué esperar.
  • Hay que aplicar normas consistentes.
  • Los bebés se estresan cuando sus necesidades no son correctamente satisfechas, con ruidos fuertes o estando cerca de adultos enojados y alterados.
  • El exceso de estrés tiene un impacto negativo en un cerebro en desarrollo. Rodéalo con tus brazos y cántale suavemente para que pueda relajarse. Maneja el estrés que hay en casa hablando con familiares, amigos o con un especialista.

2. Háblale, cántale y señálale objetos

Responde las preguntas de tu hijo para enseñarle cómo funciona el mundo, al platicar con él te darás cuenta de lo fascinante que es su curiosidad. Es tan importante la calidad como la cantidad de estas conversaciones, por lo que es mejor hablar de cosas agradables. También hazle preguntas que lo hagan pensar.

¿Cómo lograrlo?

  • Háblale de lo que haces y lo que sucede a su alrededor (mientras lo bañas, lo cambias o le das de comer).
  • Los bebés prestan mayor atención cuando usas una voz alegre y entusiasta.
  • Cuando hables con tu bebé usa palabras reales no “palabras del bebé”.
  • Cuantas más palabras escuche, mejor vocabulario desarrollará.
  • Cuanto más específicas sean tus palabras, más aprenderá tu hijo. Por ejemplo, en lugar de decir “ya nos vamos”, puedes intentar con “ya nos vamos a la escuela”.
  • Ayúdalo a expander su vocabulario añadiendo palabras nuevas a las palabras que él ya conoce. Por ejemplo si dice “perro”, puedes decír “muy bien, es un perro café”.
  • Escucha las preguntas de tu hijo y respóndelas manteniendo una conversación, ¡De esta forma se produce el aprendizaje más efectivo!
  • Hazle preguntas para hacer que tu hijo piense, pídele que te explique lo que está haciendo, o lo que él cree que va a pasar.
  • Siempre que hables de algo señálalo, esto ayuda a tu hijo a entender lo que quieres decir. Anímalo a que señale cosas él tambien. “¿Puedes señalarme el triángulo”. Esto lo ayudará a que relacione la palabra con el objeto.
  • Cántale para que aprenda el lenguaje de una forma divertida.

3. Cuenta, agrupa y compara objetos

Esto ayudará a que tu hijo sea bueno en matemáticas cuando vaya a la escuela. ¿Cómo lograrlo?

  • Cuenten objetos familiares comenzando por su cuerpo “cinco dedos en cada mano”, y prosigue con cosas de la casa “hay tres plátanos”.
  • Cuenta, enseñándole números mayores conforme vayan practicando, hazle que toque los objetos que están contando porque los niños pequeños aprenden a través de los sentidos.
  • Agrega y quita objetos y vuelvan a contar para establecer las bases de suma y resta.
  • Haz que el bebé toque diferentes texturas. Puedes usar objetos de la casa.
  • Busca figuras geométricas a su alrededor como un juego: “El reloj es un círculo”.
  • Clasifiquen cosas por su color, tamaño o forma.
  • Comparen objetos en cuestión de tamaño, peso o cantidad, pregúntale qué objetos son más grandes y cuáles más pequeños.
  • Que ordene sus juguetes de chico a grande, de nuevo a viejo, o de ligero a pesado.
  • Busca formas de enseñarle las matemáticas en la vida cotidiana, por ejemplo, en la cocina.
  • Aplaude y baila con música para aprender ritmos. A los bebés hay que mecerlos al ritmo de la canción.
  • Usa vocabulario de matemáticas “más, menos, grande, pequeño, redondo, cuadrado”.

4. Exploren mediante el movimiento y el juego

Los niños aprenden tocando las cosas, golpeándolas, dejándolas caer, apilándolas o derramándolas. Igual lo hacen gateando, caminando o corriendo. Ayuda a tu hijo a explorar el ambiente para que su cerebro haga mapas mentales y visuales.

¿Cómo lograrlo?

  • Pon a tu bebé boca abajo para que tenga que levantar la cabeza para observar y se fortalezcan sus músculos.
  • Anímalo a estirarse y a desarrollar su coordinación al hacerlo que alcance objetos lejanos.
  • Juega con tu bebé a esconder y encontrar objetos.
  • Los bebés aprenden con experimentación y repetición.
  • El niño aprende experimentando por sí mismo, no te impongas y mantente al margen para que tu hijo resuelva el problema por su cuenta.
  • Utiliza bloques para construir torres. Inténtenlo con otros materiales.
  • Dibujar con crayolas o con pintura dactilar, así como rasgar o doblar hojas ejercita su cerebro.
  • Rodar una pelota ayuda a desarrollar su coordinación.
  • Déjalo moverse tanto como necesite (gatear, caminar, correr).
  • Construye un circuito con obstáculos usando objetos de la casa para que tu hijo pase por encima, los rodee o a través de ellos. Por ejemlpo, cajas, almohadas, etc.
  • Jugar a esconderse o esocnder objetos ayuda a desarrollar su razonamiento.
  • Usa palabras de posición en el espacio como “arriba, abajo, cerca, lejos”.

5. Lean y comenten cuentos

Cuanto más leemos con nuestros hijos, mejor se preparan para ser buenos estudiantes en la escuela. Además los cuentos estimulan la imaginación y enseñan moralejas para tener éxito en la vida, tanto para el niño como para los papás. El recuerdo que tu hijo forma de esta actividad es agradable y duradero.

¿Cómo lograrlo?

  • Reserva 15 minutos cada día para leer juntos.
  • Acurrúcalo en tu cuerpo mientras lees para que sea acogedor.
  • Antes de abrir el libro comenten el título y la portada, prgúntale de qué cree que se va a tratar.
  • Comenten juntos mientras leen, responde a sus comentarios y preguntas conforme avanza la historia, pregúntale “¿Por qué crees que está triste, ¿Qué crees que pasará despues?”.
  • Señala las palabras y las ilustraciones conforme lees para que tu hijo comprenda cómo funciona la lectura.
  • Utiliza una voz cautivadora, y cambia de tono en el diálogo de cada personaje.
  • Comenta sobre las ilustraciones.
  • Elige libros coloridos y breves.
  • Hazlo divertido, si pierde el interés antes de que se acabe el cuento, no pasa nada.
  • Si tiene menos de un año, no importa si no terminan todas las palabras de cada página.
  • Deja que tu hijo sostenga el libro y que él marque el paso.
  • Si tu hijo te observa leyendo sabrá que es parte de la vida y que es divertido.

Recuerda, las bases del desarrollo del cerebro de tu hijo son: dale todo el amor, controla el estrés; háblale, cántale y señálale las cosas; cuenta, agrupa y compárale cosas; exploren mediante el movimiento y el juego; lean y comenten cuentos.

Intenta llevar a cabo estas cinco técnicas, llamadas “Boston Basics”, durante una semana poniéndolas en práctica todos los días. Para más información puedes consultar la página bostonbasics.org

¡Ánimo y mucha suerte!


Agenda: 22.27.66.46.94



Violencia en la familia

La violencia en casa es un acto de abuso de poder intencional con el objetivo de dominar, someter, controlar y agredir física o emocionalmente.

Abuso sexual infantil

México ocupa el primer lugar mundial en abuso sexual infantil (OCDE Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos). Conocer cómo afecta el abuso, cuáles son las consecuencias a corto, mediano y largo plazo y los mitos que hay sobre este tema, ayudará a salir delante de la mejor manera a los niños abusados y a prevenir que otros niños sean o continúen en el abuso.

13 Reasons Why

Si no han escuchado, visto o leído referencias a esta serie, no han estado prestando atención a la vida. Se ha convertido en un referente social obligado, lo cual lo hace digno de análisis.