¿Cómo es mi hijo desde los 2 a los 6 años y cómo puedo apoyarlo?


Autor: Yolanda Fajardo Ponce

Fecha: Abril del 2017

El desarrollo del niño de los 2 a los 6 años, es llamado infancia temprana. En este período, se adquiere un gran dominio en el movimiento de las manos, del cuerpo, del lenguaje, la imaginación y creatividad, el pensamiento y el manejo de emociones.

Por ello, es vital dedicarle tiempo a nuestro hijo, para que ayudemos a generar muchas experiencias, que serán la base para su desarrollo posterior. Platique mucho con él.

A continuación se da una lista de habilidades que el niño adquiere a ciertas edades, éstas pueden presentarse en una etapa posterior o anterior, estando aun así, dentro de lo esperado a su edad.

Etapa:

2-3 años

En el segundo año, su hijo aumenta su crecimiento una cuarta parte de lo que aumentó en su primer año, en su tercer año el crecimiento aumenta menos que en su segundo año y adelgaza mucho, por lo que come menos. Puede caminar de reversa, de puntitas y sobre los talones; puede mover con facilidad un dedo, de su nariz a un objeto que se mueve y viceversa, ya puede ver con claridad objetos chicos a 6 metros de distancia, aprende a subir escaleras alternando los pies, puede y disfruta correr, saltar con ambos pies, ensartar cuentas chicas con más exactitud, enroscar y desenroscar frascos, abrochar y desabrochar, realizar líneas verticales y horizontales. A los 3 años, generalmente ya dejó el pañal de día y de noche, es común que tenga de 7 a 10 gripas al año, realiza diferentes acciones para obtener el objeto que desea, junta palabras en una oración, puede ordenar distintos objetos por tamaño, color o forma, reconocer arriba, abajo, adentro y afuera, disfruta que lo feliciten cuando realiza una tarea sencilla, empieza a jugar con otros niños, se empieza a relacionar más con los sentimientos de otros, más próximo a los 3 años empieza a controlar su comportamiento, conoce las conductas deseables, indeseables.

Cómo apoyarlo:

Puede que su hijo quiera comer menos, pues la velocidad de su crecimiento es menor, no insista en darle la cantidad de alimento a la que estaba acostumbrado, deje de darle de comer cuando el no quiera, pasar tres o cuatro horas sin comer nada y volver a darle de comer.

Deje que practique subir y bajar escaleras, caminar de puntitas, de talones, de reversa, saltar. Dele frascos para que enrosque y desenrosque, dele hojas y crayolas, déjelo hacer garabatos y que practique dibujar círculos, líneas horizontales y verticales; cuéntele cuentos con imágenes grandes. Felicítelo cuando realice alguna tarea sencilla que se le pide o que realiza espontáneamente. Dele objetos para ordenar ya sea de colores, tamaños, formas. Practique con él conceptos como arriba, abajo, adentro, afuera.

3 -4 años

Puede caminar en línea recta, correr regulando la velocidad y dirección, se para sobre un pie, sube las escaleras sin ayuda y alternando los 2 pies, salta con los pies hasta 30 cm de altura, pedalea, traza líneas, círculos, cruces y taches, sabe utilizar la cuchara, el tenedor y sabe servir agua de una jarra no pesada a un vaso, sabe entregar lo que se le pide e identificar de 3 a 5 dibujos. Puede aventar cosas sin perder el equilibrio, vestirse solo con prendas simples, desabrochar botones, usa el sanitario, comer solo utilizando la cuchara y el tenedor. Usa todos los sonidos de las vocales y la mayoría de las consonantes. Se comunica bien con el lenguaje. Amplía su capacidad de memoria, tiene interés hacia sonidos nuevos. Siente angustia porque empieza a separarse de la madre. Busca un objeto transicional (peluche, manta,…). Desarrolla la capacidad de sociabilización e independencia. Se relaciona con otros niños de su edad. El niño siente identificación con la madre y la niña con el padre, se ponen celosos del padre o madre.

Cómo apoyarlo:

Enséñelo a usar el triciclo con llantitas, déjelo comer solo utilizando la cuchara y el tenedor, déjelo servirse agua de una jarra no pesada ni muy grande, cuéntele cuentos con imágenes grandes. Juegue con él a lanzar una pelota pequeña, pídale ayuda para abrochar botones medianos y/o grandes. Dele papel y crayolas para que trace círculos grandes, medianos y pequeños; para que trace cruces, taches y realice garabatos y figuras humanas. Siga con su hijo el camino de las hormigas y observen qué van cargando, la luna, las estrellas, como hacen un nido las aves. Déjelo cargar su cobijita, peluche preferido, cuando quiera hacerlo. Háblele con cariño y ternura, pero sin modificar el lenguaje a palabras inventadas.

4 – 5 años

Puede saltar por encima de las cosas con ambos pies, dibujar un círculo, líneas horizontales, verticales, una hache, un tache y un tache con una línea horizontal en el cruce de las líneas, puede cortar con tijeras sobre una líneas, ensartar aros. Es capaz de copiar distintas figuras geométricas como círculo, cuadrado. Cuando dibuja, no sabe lo que va a pintar y conforme lo va realizando, aparecen las ideas. Ya puede atrapar una pelota. Imita a personas cercanas. Entiende mucho más lo que se habla que lo que puede hablar. Escucha para aprender. Utiliza plurales. Forma oraciones negativas e interrogativas. Quiere que todos le pongan atención y ser el centro de atención. Quiere dulces, juguetes. Imita a personas cercanas. En un grupo de niños, cada quien habla de un tema diferente. Ya se empieza a interesar por juegos de reglas, puede entenderlas.

Cómo apoyarlo:

Anímelo a seguir usando el triciclo, dele hojas y crayolas para que trace una H, una X, un tache con una línea horizontal en el cruce de las líneas, creaciones de lo que él quiera. Dele tijeras, resistol, colores, hojas y permita que realice manualidades con estos materiales. Dele plastilina para crear figuras. Juegue a atrapar la pelota con él. Léale cuentos y pídale que le platique qué entendió. Dele ropa y utensilios para disfrazarse, por ejemplo de policía, doctor, maestra, etc. Jueguen en familia juegos de mesa como serpientes y escaleras, memoria, lotería. Riegue las plantas con su hijo, siembren flores. Trate de invitar a su casa a otros niños y adultos para que convivan con su hijo.

5 -6 años

Mejora su equilibrio, ya corre como adulto, coge objetos y los mete dentro de otro mayor, empuja y ensarta cuentas en un hilo, ya hay una preferencia por usar una mano, ya trepa a los árboles, puede caminar sobre la orilla de la banqueta, dar saltos tomando impulso, bailar al ritmo de la música. Abrocha agujetas. Es capaz de copiar distintas figuras geométricas como círculo, cuadrado, triángulo, rombo. Cuando dibuja ya sabe lo que va a pintar. Agrupa por categorías y forma conjuntos, a partir de analizar semejanzas y diferencias físicas. Sabe utilizar el yo-mío-tuyo. Aprende a compartir sus juguetes. Siente culpa por acciones y pensamientos, es acomedido y torpe. Se comienza a interesar por lo que sucede en su comunidad. Puede leer y escribir.

Cómo apoyarlo:

Enséñelo a andar en bicicleta sin llantitas, a patinar, estimule deportes en los que pueda correr, saltar. Realice manualidades con él, collares con estambre y sopa de letras, bailen con diferente música. Dele un premio por abrochar y desabrochar las agujetas de diferentes zapatos. Dele hojas, crayolas, colores, para que dibuje. Cuéntele cuentos con imágenes grandes y pídale que también él se los cuente a Ud. Cuando quiera un juguete nuevo pídale que lo cambie por otro que ya no desee y acompáñelo a dárselo (en buen estado y limpio) a un niño que lo desee y necesite.

Si deseas conocer más sobre el desarrollo de tu hijo, contacta a nuestros psicólogos en Puebla, en el Centro de Psicología Integramente.


Agenda: 22.27.66.46.94


Bibliografía: Gesell, A; Amatruda, C. ( 1945). Diagnóstico del desarrollo normal y anormal del niño. Métodos Clínicos y Aplicaciones Prácticas. Editorial: Paidós, Buenos Aires. Fajardo, Y; Ferrer, B. (1986). Tesis: “Estudio comparativo del desarrollo psicomotor y mental en niños de 5 a 8 meses de Edad pertenecientes a diferentes niveles socioculturales”. Universidad Anáhuac, México. Feldman, R. (2007). Desarrollo Psicológico a través de la vida. Editorial PEARSON Prentice Hall. Papalia, D. (2010). Desarrollo Humano. Editorial: McGraw-Hill.



La creatividad en los niños

La psicóloga Teresa Amabile dice que el núcleo de la creatividad en el niño, está en el deseo e impulso de explorar, de probar, de descubrir, de experimentar con formas diferentes, de manejar y mirar las cosas. A medida que crecen, los niños empiezan a crear universos enteros de realidad en su juego.

Duelo

Descubre qué es el duelo, cuáles son los síntomas más comunes, cuáles son las etapas que se viven y las posibles complicaciones.

Obesidad infantil

La obesidad se trata de una enfermedad multifactorial y compleja que puede desarrollarse desde la infancia, y se caracteriza por un exceso de grasa corporal, la cual pone a la persona en una situación de riesgo para la salud.