¿Cómo enseñarle a los niños a ser más tolerantes?


Autor: Yolanda Fajardo Ponce

Fecha: Marzo del 2019

Los niños tienen derecho a llorar cuando están frustrados, y se les explica que eso que siente se llama “frustración”; que nosotros los adultos también la sentimos y que cuando fuimos niños eran sensaciones muy intensas. La idea es hacer sentir al niño como algo que no está ajeno de cualquier persona, que no es algo malo lo que le pasa, que es parte de la vida y que con el tiempo va ir aprendiendo a regularla; como aprendimos a caminar, leer o escribir.

En general, los niños con dificultades para tolerar la frustración pueden:

  1. Tener dificultades para controlar las emociones.

  2. Ser más impulsivos e impacientes.

  3. Buscar satisfacer sus necesidades de forma inmediata, por lo que, cuando deben enfrentarse a la espera de sus necesidades, pueden presentar berrinches y llanto fácil.

  4. Ser exigentes y demandantes.

  5. Desarrollar, con más facilidad que otros niños, cuadros de ansiedad o depresión ante conflictos o dificultades mayores.

  6. Creer que todo gira a su alrededor y que lo merecen todo, por lo que sienten cualquier límite como injusto ya que va contra sus deseos.

  7. Tener una baja capacidad de flexibilidad y adaptabilidad.

Muchos padres, frecuentemente intentan reducir o evitar las fuentes que causan frustración en el niño, y terminan por convertir cualquier de sus fracasos en un nuevo éxito. Para prevenir esta situación y conseguir que el niño tolere la frustración, los padres deben evitar la sobreprotección y no abusar de la permisividad. La conducta permisiva se manifiesta, con frecuencia, al ceder ante cualquier requerimiento del niño, de modo que este siempre consigue lo que quiere y nunca se enfrenta a situaciones negativas, problemáticas o frustrantes.

Para enseñar a los niños a tolerar la frustración, podemos recurrir a alguna de estas estrategias:

Enseñar con el ejemplo: La actitud positiva de los padres a la hora de afrontar las situaciones adversas es el mejor ejemplo para que los hijos aprendan a solventar sus problemas.

Educar a base del esfuerzo: Es importante enseñar al niño que es necesario esforzarse, así aprenderá, la mejor vía para resolver algunos de sus fracasos.

No darle todo: Si se le facilita todo al niño y no se le permite alcanzar sus retos por sí mismo, es difícil que pueda equivocarse y aprender de sus errores.

No ceder ante sus berrinches: Si los padres ceden ante ellos, los niños aprenderán que esa es la forma más efectiva de resolver los problemas.

Marcarle objetivos: Hay que enseñar al niño a tolerar la frustración poniéndole objetivos realistas y razonables, pero sin exigirle que se enfrente a situaciones que, por su edad o madurez, sea incapaz de superar.

Finalmente, cabe recordar que la frustración forma parte de la vida, y que aunque no se puede evitar, se puede aprender a manejarla y superarla, aumentando de esta manera la tolerancia a la misma. Aprender a tolerar la frustración facilita que nos enfrentemos con éxito a la vida.

Si quieres ayudar a tu hijo a aprender a ser más tolerante, agenda una cita con un psicólogo o psicóloga en nuestros centros de psicología en Puebla o en Orizaba. 

Agenda una sesión



Lo que debes saber de tu hijo preescolar si miente, roba o hace trampa

Cuando nuestro hijo preescolar miente, roba o hacer trampa tiene una explicación. Entenderla nos ayudará a reaccionar con una actitud adecuada ante estas conductas que son comunes aunque inapropiadas y a no permitir que la situación se complique y aparezcan conductas violentas y sentimientos de vergüenza y culpa. Este es el primero de dos artículos, que nos darán explicaciones de estas conductas a diferentes edades, el primero en edad preescolar y el segundo en edad escolar. Tendremos consejos acerca de cómo actuar ¡no te los pierdas!

Autocontrol y fuerza de voluntad

El año comienza y con ello nos planteamos nuevas metas y propósitos a seguir; sin embargo, ¿qué es lo que se interpone para que no las cumplamos?. Conoce qué es el autocontrol y la fuerza de voluntad y cómo usarlos a tu favor para realizar lo que te propongas.