Aprendizajes de las sociedades más pacíficas del mundo.


"Te muestro una bondad y tú me haces un favor a cambio, multiplicado en todo el mundo social un millón de veces"

Autor: Mariel Mitre

Fecha: Octubre del 2021

La ciencia podría desempeñar un papel fundamental a la hora de especificar los aspectos de la vida comunitaria que contribuyen a mantener la paz. Desafortunadamente, nuestra comprensión de las sociedades más pacíficas está limitada por el hecho de que rara vez se estudian. Sabemos mucho más sobre cómo salir de la guerra que sobre cómo construir comunidades pacíficas y prósperas.

Los sistemas de paz son grupos de sociedades vecinas que no hacen la guerra entre sí, y existen casos antropológicos e históricos de tales sistemas sociales que no están en guerra a lo largo del tiempo y en todo el mundo. La mera existencia de sistemas de paz desafía la suposición de que las sociedades en todas partes son propensas a librar la guerra con sus vecinos, y lo que se ha obtenido al estudiar estas sociedades es prometedor.

Se trabajo con información obtenida de encuestar a académicos influyentes y se centró en trabajar con esta información para desarrollar un modelo conceptual básico para mantener la paz.
El enfoque del modelo es simple. Considera que la dinámica central responsable del surgimiento de relaciones pacíficas sostenibles en las comunidades son las miles o millones de interacciones recíprocas diarias que ocurren entre miembros de diferentes grupos en esas comunidades, y el grado en que las interacciones más positivas superan a las negativas. Eso es todo. Cuanto más reciprocidad positiva y menor reciprocidad negativa entre miembros de diferentes grupos, más sostenible será la paz.

En otras palabras, la paz no es solo la ausencia de violencia y guerra, sino también personas y grupos que se llevan bien prosocialmente entre sí: la cooperación, el compartir y la amabilidad que vemos en la sociedad cotidiana. Mantener la paz pasa por la reciprocidad positiva.
A través de este trabajo, se ha descubierto que mantener la paz puede entenderse como una alta proporción de reciprocidad intergrupal positiva y reciprocidad intergrupal negativa que es estable en el tiempo. 

Se descubrió que hay muchos caminos diferentes hacia la paz y que los sistemas de paz tienden a compartir ciertos puntos en común:

Mayor interconexión positiva e independencia en los ámbitos de la economía, la ecología y la seguridad, en otras palabras, tienen espacios que unen a miembros de diferentes grupos y les ayudan a darse cuenta de que sus destinos están estrechamente vinculados.

Normas, valores, rituales y símbolos más fuertes que no se oponen a la guerra, el desarrollo de normas que apoyen las relaciones sociales recíprocas positivas puede ser más importante para la paz de lo que se suponía anteriormente.


Si tú o alguien que conoces le gustaría trabajar en este tema recuerda que podemos ayudar. Contacta a un psicólogo o psicóloga dentro de nuestro equipo de psicoterapeutas, para agendar una sesión online o presencial.

Agenda: 22.27.66.46.94


Texto traducido de: Coleman, P. T. y Douglas, P. F. (2021) What Can We Learn from the World’s Most Peaceful Societies? En: The Greater Good Science Center at the University of California, Berkeley


¿Te enojas fácilmente?

El enojo es un estado emocional que consiste en sentimientos que varían en intensidad, desde la leve molestia hasta la furia, que surge cuando percibes una injusticia